Actual

Sentado en la sombra de una venganza
Observa los huérfanos que pasan sin dueño
Sobre una vereda de fuego 
Que congela el invierno

Cae con su mueca
Sobre el Armagedón
Y se cultiva de ira
En el mismo momento
Que la pobreza amasa su pan

No tiene importancia le dice
A sus títeres

Que duermen en los baldíos
Del silencio
Como así

Anuncios

A mi familia…

No sé de mundo, la vida es una interrupción soñolienta de necedades precisas. Ajeno al mundo me ando buscando, hurgando la compresión evidente de un desamparo, extraditado al servicio de la desgracia propia, movilizado en corazón ante una atroz injusticia en la que un país se está cayendo a pedazos y son muchos los que anhelan eso.

Continuo trajín en mi alma para acelerar tanta indiferencia, callar hemos nacido bajo esa palabra callar, no hacer poesía, abrir los ojos desde la intrascendencia, pecar en ideas, inmortalizar los árboles en los parques cerrados, vendar el silencio, pero sin repetir la historia de una que otra bala perdida.

Los miedos son la interrupción de la calma.

Yo me pregunto no hay síntomas de que mi clase mejore ,que ya se fue a buscar migas en el purgatorio de la conciencia, que ya se atrinchero sin jubilo en los cuarteles que la historia cerro …

Que pretenden que nos vayamos muriendo los pobres, que desde la faz de un brote de petróleo festejen un fin de año solo los empresarios, que ya seamos abuelos perdidos buscando la necesidad misma de vivir en la dignidad que conservamos. Que en los hospitales rebalsen el cupo de médicos clandestinos y ya no existan remedios para la gente terminada.

Si igual ya estamos terminados, igual ya estamos muertos como zombis , caminando mareando el pasado , con alas en el amor y otros valores.

Realmente veo gente que está muy bien y lo festejo, lástima que la incultura está destinada a cambiarnos los confines de un país enjaulado a un precipicio donde vivir sin vida.

Tendríamos que ver qué hacemos con el hacha

 

Resulta que desde mi ventana del piso once donde vivo, vi un hombre con un hacha que se dirigía a mi departamento, de pronto sonó el portero, y este hombre pregunto por  la Sra. X

Aclaro la Sra. X era mi mujer, yo no me atreví a bajar debido al peligro que ello implicaba.

Este Sr. Quería matar a mi mujer, le dijo cuándo te encuentre esta hacha se desvanecerá en tu cabeza.

No tuve remedio que bajar ya que a los gritos desde el portero se escuchó dicho reclamo malicioso.

Antes de bajar llame al 911, me respondieron que enseguida mandaban un móvil, mientras le pedí a mi Sra. A pesar de todo que entretenga desde el portero a este asesino sin motivo.

Antes de llegar llamaron a mi celular, el hombre se mantenía inmóvil en la puerta de mi edificio, incluso los vecinos lo saludaban, lo cual se me hizo incomprensible.

La policía llego enseguida y vio a este hombre llamándome a mi celular me dijeron que estaba fuera de peligro, que baje. Yo baje….inmediatamente.

La historia fue sencilla y termino rápida, los policías llamaron al SAME para hacerle los análisis correspondientes debido a su locura evidente, el tipo sufría de un problema notablemente esquizoide, además de algunas manifestaciones que incluían acceso a las bebidas y a las drogas, su dualidad era evidente entre su locura y aquellas substancias.

La cuestión que luego de analizar su estado decidieron internarlo y como se sabe según determinadas leyes la voluntad de un loco es lo que vale y si el quiere ser libre no hay ningún tipo de problema, este Sr. Se fue…..buscando adquirir  un  hacha parecida ya que la otra se la retuvieron….

 

hacha

Carta al poder

docentes-represion-7

“Con la mirada perdida en la nada

Cuando seas el hombre  dirigente…” L.A.Spinetta

 

No voy a hacer comentario respecto a tu persignación extraña, ni a tus mensajes en cadena que no dejan de ser publicidad de lamparitas Led ,cuando toda una sociedad espera otro tipo de mensaje más humano, solo no admito que en los confines de todo un pueblo la falta de sensibilidad sea el ingrediente que mantiene tus hábitos latentes.

Y así como los tiempos han cambiado notablemente pocas son las cosas que fusionan con nuestra esperanza, la barbarie manifestada en la violencia cotidiana, los brutales anexos en que el revés de las leyes hacen de acuerdo a tus pedidos un autoritarismo inerte, un castigo a la paz anhelada de algún que otro trabajador que reclama JUSTICIA.

Así como invertimos salud (como diría Silvio Rodriguez) sobre los humildes, ya que el que nace bien parado no tiene porque, así van los tiempos, así la cultura subterránea que alguna vez tuvimos y hoy queda de nuevo encerrada en el intelecto que supimos como laureles conseguir. Y ya no eternizan, si no que vuelven atrás lo que parecería que es la meta de una oligarquía que no cesa en castigar a los pobres.

Yo a la altura de mi vida ya no espero nada, yo que siempre lo dije tuve un abuelo que siempre me hablaba sobre la suciedad de la política y se limpiaba el culo con boletas de votos, pero si quisiera que las juventudes que nos sucedan tenga un tiempo mejor, un tiempo donde la cultura sea el eje primordial y no existan cuartos en la calle plagados de gente que no tiene medios para vivir.

Entiendo que en limusina eso no se ve.

Entiendo que la patria es un juramento de mentiras atroces y ahora que todo está permitido más aún.

Sigamos viendo como es  el país del revés, sigamos dejando la biblia llorando junto a un calefón mientras nos anuncia un Apocalipsis, un tiempo de Anticristo.

Sigamos condecorando a los payasos artistas de una sinfonía idiota y sin notas fundamentadas, leamos revistas de la farándula, quememos libros como en Fahrenheit 451 de Bradbury.

Hoy que estamos en un pueblo donde los asesinos son reincorporados a la sociedad de a poco entrando por pasillos y saliendo en el momento, hoy que todos llevamos una calculadora encima para poder llegar a fin de mes y vos haciendo propagando a las lamparitas Led, con gajas de ceguera ante un país con hambre, con sed de justicia, con patriotismo  sin canjes a otras naciones, y vos vendiéndolo todo, nombrando ciudadanos ilustres a los ladrones.

Que podemos pedirte , un dialogo, si ni escuchas, si estas enceguecido por el poder, si tu plaza de mayo está custodiada con vallas , donde la ausencia es notoria.

Reacciona danos el ejemplo de besar la bandera, de rendirnos ante los pies de los mas necesitados y honestos de este pueblo, pero claro no podes, tu educación no sumo puntos en el amor de una patria está muy claro.

Ojala algún remolino de conciencia fomente en vos la claridad deseada por millones de argentinos que esperan que tus reacciones no sean solo para los ricos.

Ceguera

No sé si verte en el alma de la palabra

Donde los sinónimos se vuelven acrósticos

Y el verbo un pergamino sin mapa

 

 

No sé si verte en el halo lunar

En la prótesis de un corazón

O en un país perdido de sueños

 

 

No sé si verte

Porque ya no puedo verte

Cuando veo tanta  habitación en la calle

 

pobres