Sin titulo

Bajo los sombreros

Los vestidos, los botones, la mueca

El transparente luto de los fantasmas

Que nos miran

La vejez arrogada en velas

Bajo todo el transitado espacio

De la música, donde recordamos

La estupidez de nuestra ausencia

Justo ahora

Que la sordera se llena de frio

Que los confites de la infancia

Son solamente sueños dolidos

Que la vida fluye

Y vivimos sin saber

El sentido

Pero recordamos

Nuestra pasión, nuestra llama

El amor en los cuentos viejos

La intemperie de la pregunta

 

La vida es una prueba simétrica de varios monos que lloran su indebido calvario,

La naturaleza una prueba por conquistar en los hombres que la riegan de maldad.

El origen del tiempo un reloj desarticulado reconociendo espacios en la noche

Mi sonrisa nomas un paisaje rotundo de lágrimas en conflicto

Que van robando los sentidos

Mi payaso un débil ser que se acuesta en los fracasos de la sombra

Un oculista fabricando túneles en los bosquejos terribles de una poesía

Estancada en una hoguera

Cuáles son las ideas para manifestar el silencio,

Para acunar el soplo de alas en la calvicie de los pájaros,

Cuales los métodos, la acertada manera de cultivar abrojos en precipicios,

Cuales los dilemas, las preguntas, el ruido de la piel que se cae,

El ritual de los ciegos que se cuelgan en las persianas

Los inquilinos del miedo que descansan en los recuerdos

Entre una cuna y un ataúd el tiempo navega su albedrio

Para quien es sabido

Por ahora no

 

No eran dolores comunes

El estómago haciendo ruido

Nervios estancados

Guardados en la amargura ,

La papa sin acento decías

Y mi sentimiento se iba en pañuelos

Análisis de aquí, análisis de allá

Y yo pensando en dejar un testamento

De valijas vacías, o con pocas cosas

 

A veces le envidia es despótica

Actúa con enorme observación

En alguna ropa manchada, una pelusa,

O el olor de la piel cuando no se resiste

A formar parte de lo maligno.

 

Por suerte no era esa papa

Nadie sabe cuándo es la hora

Pero presagiar la muerte

De los demás

tampoco convengamos

Que no es de buen gusto

decirlo.

Irme

Irme

Compartir caminos desconocidos

Leer la noche y sus letras

Siempre debajo de mí

Como un mendigo de plazas

Un barrilete de agua

Irme

A otra parte

Donde no soy más yo

El unico deseo

Por las ventanas de la piel

entra un viento nuevo

 un resplandor

subrayando el corazón cuando amamos

foto tomada por mi

A mi hijo

Si te digo que perdí el silencio, que la boca se lleno de lenguas
para declarar mi amor, que en mis días que estuve cerca
siempre quise darte un abrazo que no quedo concluso,.
si te susurre al oído lo que era malo lo hice para que comprende…rías
un poco mas la vida, un poco mas el silencio de la bondad que se expresa,
un poco mas el jarabe nocturno de los tiempos ebrios,
si te vi derrotado, envuelto en llamas por el amor ajeno y estupido.
te deje en mi lagrima un espacio nuevo, un poema escondido
en el cuaderno del pañuelo. y
te depure en secreto las pesadillas, que corrían envueltas en un desierto.

Te busque por todos los rincones, por todas las calles tratando
de encontrarme tu risa que avejento el tiempo,
me separo la razón del egoísmo y en disonancia camine tu huella,
lo hice solo por amor y me resigno el equivoco
pero nunca dudes que te necesite en cada instante,
en cada día nuevo, en cada origen de mi espíritu,
en cada mirada tuya echada al azar por la vergüenza,
recordad que siempre te ame, que fuiste la razón de todas las razones,
la sangre envuelta en la ropa de mis años,

Y siento la necesidad de decir que nunca leerás estas palabras,
que el tiempo se ocupara de borrar la tinta,
porque me salio un poema directo y olvide aquello de que en la poesía se debe sugerir,
que en mi espacio de soledad, necesitaba verte feliz,
que en mi vida, que en mis ojos siempre se espejara tu vida,
que llore cuando vi botellas distorsionando tu adolescencia,
que me licencie sin diplomas en el dolor mas efervescente,
que por tenerte siempre cerca, olvide que me alejaba.

 

Indice

es líquido este silencio

es huella azul

entre los ojos y la boca

lluevo tu dedo

para abrir sólo las manos.

Sobre la sangre y el fin del mundo (A…..)

Me mantengo pisando las huellas de una espalda

Inutilizado, conceptualmente idiota,

Y allí giro, allí me hago marinero de la tibieza,

Mi rostro ya no sirve, me miro y me lastimo la herida

Me toco con piedras los ramos de mi osamenta,

Desatendiendo mi comprensión en medio del caos,

Y de golpe pasa a buscarme una niñez que no tiene puertas

Para conquistar la descreída distancia

Entre amenazas nocturnas.

Muere el día, como un pez antojado de nieve,

Como una licuadora aspirando el aire huérfano

Reseco en luz.

Yo quería saber adónde llegabas

Quería contarte al oído la anécdota de un loco,

La sonrisa de un carpintero que hacia andar las escaleras

Entre la madera mecánica de los infortunios,

Quería que sepas que debajo de mi sombra

Los estantes comprensibles de un sueño

Reflejaban herraduras donde salían  jinetes mágicos

A montar las nubes los días de frio.

Pero vos no miraste, no oíste, no palpaste,

Vos te pasaste la vida desencajado

Te pasaste el tiempo conjeturando el devenir,

Le diste a los relojes la comodidad de no cumplir sacrificios

No he querido verte así

Tan joven y tan herido por botellas

En medio de esa tormenta,

Tan frágil como un ciclope naciendo

Sin ojos.

No he querido sacarle al tiempo

Su genérica voz de recuerdo,

Y tú te alejabas tanto

Compartiendo la vocación del vicio innato,

Mirando desde lejos

 Mis legajos que perdieron letra

Mi ancianidad que reclamo tu sangre

Mi futuro que se ahogó en tu tiempo

Otra vez.

A Marcelo (en su memoria)

 

Es asi como mi abuelo

 se complace desde alla”

     (Mi espiritu se fue. L.A.Spinetta)

A unos pasos

donde el ayer

sostenía las guitarras

mi mal arpegio

la dejaba en el ropero

pero mi lenguaje sin saberlo

me leía en sueños un libro

Allí estabas

Allí estaba también

la locura hambrienta

de queres arrancar la paz

dentro de  alguna bota

debilitadora de tiempo

Y en un tic tac de miradas

reflejábamos el barrio

mucho más cómplices

que los pájaros,

mucho más etéreos que las flores,

mucho más iluminados

que las libélulas.

Claro que algunos

nos dejaron a destiempo

se instalaron en la casa

del viento oscuro

como atraidos por el aliento de los cuervos,

se emborracharon al lado de un árbol.

se drogaron carentes de besos ,

y otros se fueron sin saberlo

como haciendo invisible la muerte,

-pero sabes como son las cosas loco

nosotros nos quedamos

porque éramos los pobres mendigos

que llorábamos en los recitales

y moríamos en la danza loca

de los percheros inútiles,

vagos, sucios, pelilargos,

como decían las lenguas de la viejas

controladoras de tanto barrio

Recuerdo aquello hoy 30 de diciembre del 2010

cuando sacabamos el corazón en la oscuridad

para brindar con el amor.

Y hoy 31 de diciembre al mediodía

pensé que estábamos todos,

como guerreros de siempre.

solo pensé

que a la vuelta de esa esquina,

aún podíamos encontrarnos

brindar con las estrellas,

arremangar el tiempo

con los cerrojos del universo

(pero me equivoque)

Como siempre las cosas se evaporan

y un mensaje de tu hermano

en agonia

vino a robarme el sueño

quedando inconclusa mi espera

—-pero pensandolo mejor

          la  dejamos para otra vuelta hermano

                    allí tendremos mas tiempo…..

AMIGOS

 

 

Porque ya no están y sin embargo

viajan conmigo y con mi sombra,

Porque fuimos el abrazo y el juego,

la amistad y el fuego.

Porque compartimos el amor

y las lágrimas, porque adivinábamos las líneas ocultas

y nos asombrábamos de las mismas cosas.

Porque se fueron temprano

y me dejaron tan solo,

por eso, a veces, hay  nubes en mis ojos,

hay un deseo que no alcanzo, hay una pesadumbre

que atraviesa el cielo

como un rayo certero,

que penetra el alma  y la destruye,

que llora ausencias que me aturden,

que arrancan de mis manos y mi pecho,

viejas historias, que inquietas

se deslizan por las fotos,

reptan en la noche del recuerdo,

y dibujan una sonrisa triste,

esta tarde lluviosa,

porque han de volver

cuando yo me vaya.   

2008

« Older entries