Sobre mariposas ebrias en la conciencia de un amor que nunca sera

Mariposas que cosquillean tu estomago

Mientras el universo es una rapsodia de cisnes

Que beben en un lago el paroxismo

El soberbio verbo de la dicha

Y se pierde un hombre

Que no recuerda más nada

Que la pólvora de un corazón

Obligando a la amistad

Que no le de ánimos al amor

jamas.

Anuncios

De aguas navíos y París

Porque el pasado nos involucra tanto

Entre las mieles pegadas en lavandina

De sabanas inquietas que se germinan

Bajo la descalza madeja del mar….

 

Porque es todo un acontecimiento

Inexacto de bueyes que camina por la sombra nuestra

Y la lagrima una pena de muerte

Que nos dibuja prematura esa otra ida.

 

Porque he buscado las formas de un vacío

Flotando en los peldaños de las horas

Mientras la ruina invencible de dos labios

Se persignan a desvestir la mueca en silencio

 

Porque tiene que existir el pasado

Para apropiarse de la condena enardecida

De un topacio loco que camina paralitico

Entre los desvaneces del beso sin darse.

Principio y fin (2009)

El pájaro se come al nido en la eternidad de la roca
La primavera sigue despierta
La ultima casa se pulveriza con el rayo de la ceniza
La indecisión es un acto consumado en la conciencia 

Sopla la luna con sus gajos de resplandor
Sobre el inodoro en la sangre precipitando el veneno
Me alimentan tus manos de leche como un tintero
que reclama el orgasmo del sentimiento

Yo me miro desde lo alado a lo eterno
poblando océanos de sueños 
y me despierto considerando
el gusano que se come el polvo de aire.

La vida es la sinuosidad de lo gravemente presente.

Pasan los nervios bajo el precipicio
Pasan los navíos entre la hora que no da calma
Pasan los mendrugos bajo el halo del viento
Que gira y gira Partido en silencio
Cuando la Vida.

El amor de los pájaros

Por si acaso se repara esta tormenta

La luz del viento abriría sus ojos

Simple ritual donde llega la inocencia

 

El poder del amor es una percha de carne

Las manos entrelazadas en una angustia

Navegan sobre el bálsamo de sombra

 

Atestiguo que no es cierto

Que se pierden los ojos

Es la magia la prueba del alma

Que perfora la mirada y su alquimia

 

Vuela todo vuela fuera del tiempo

CUENTO DE AMHORR

Ella tenia un ojo en el pantalón, el otro, en alquiler desde hacia un par de años,
El hombre de metal con manos de carne,
se comía por las noches el cuerpo de la muerte,
pero ella seguía insistente con su mano en el bolsillo
buscando la alquimia de la metástasis en su
flujo interior
Mientras se abría el océano del tiempo
y la belleza descorría
su vida

NADA EXTRAÑO

De golpe
como proviniendo de la nada
se le formo otra cabeza
al levantarse esa mañana
sujetada frente a frente
como desafiando su verdadero rostro

Se levanto tan indignado y tan vergonzoso
que inmediatamente llamo al medico
de cabecera

En el momento de la visita
llego un cíclope en ambulancia
que no le encontró nada extraño

Penumbra de silencio

Voy a buscar un camino, es difícil, todo me pierde, la luz de una libélula se prende en mi piel y voy con ella, como una linterna de espacios sórdidos, las ninfas perduran en el ocaso de mis ojos, no soy más que arena cubierta de soplos de piel.

El mar está oscilando entre las ceremonia de mis alas, veo sirenas que se burlan de mí, en su incomparable belleza matinal, los cuerpos que se endurecen, los ripios en los estanques me llaman, beso barro en el cultivo de mi lagrima, donde las musas se esconden debajo de la tierra, soy erudito en lo necio, soy increíblemente tosco en los espacios del silencio donde adoro esa actitud de amor desierta.

Pero me permito desconcertar mi regreso, se cancela mi memoria , mi mirada se lubrica de asfalto, la noche comienza a asomarse, mi deseo se apaga paulatinamente, niego lo no negado, busco amigos en la sombra de los arboles donde hoy no queda nadie, soy infelizmente un terrestre lleno de sueños y relojes atrasados y me miro tocando el menguar, acunando los precipicios de las escaleras invisibles, te digo :hola amor, la vida es un acontecimiento extraordinario de sueños decadentes, cuando ya hay otra locura.

Me despierto como un loco que busca ideas que se perdieron, veo alrededor todo un muro , todo un aire aplastado por perros que ladran cuando pasan cucarachas por la cloacas del suicidio.

Soy hormiga en este mundo, una hormiga que camina acelerada esquivando gente por la vida, Dios lo sabe, y me protege el fantasma que llevo en mí, la luz que irradia quimera, el tiempo me besa los pies y sale corriendo en su juego de escondida.

Yo veo que todo lo necio procede en mi ritual, que toda mi vida ha absorbido el veneno de mi ternura, considerando la crueldad actual.

Mi cuarto está solo, yo despeino el silencio y elevo mi replica al sentimiento, nadie me entiende, los magos se están negando a todo, a aparecer con sus conejos en los telones de algún poema que viaja en un colectivo solo conmigo.

Termina mi día así en la torpeza sin comparación de haberme quedado sumergido en otra vida mas medida por mi espíritu.

Mis ultimas novedades

Quiero ser feliz recojo escarpines mal tejidos

En los sueños que me duermen en enredaderas.

El cráneo de un gorrión se posa en mis ojos

Y atiende el cansancio de la melancolía

Las noches se hacen azules, tú presencia un parto de sombra,

El sol que se asoma me quema los labios

Me estremezco en heridas insumidas, en presencia

De otra vida, de otra incertidumbre que me ordena

Que cambie mi humor, que haga girar las vendas

que mate el miedo …….al fin….hoy

La momia descorazonada

Tropezaste sobre la nube indigna,

Sobre el paisaje subrayado de esperma.

Sobre tu propio orín herrumbrado de latas,

Sobre los marcos de las puertas invisibles,

Has tumbado el eco de los miserables

Mientras abrías las puertas de las palabras usadas,

Has amado la creencia del calor en la piel,

El Dios acribillado por un beso sin hueso,

Tu mirada siguió como entonces

Protegida por la ventisca del silencio

Ardiendo en los túneles donde te dejo la sombra

Cobijando las sensaciones lejos, tan lejos…..

De este mundo que aún no te nació

Videncias

Se vengó del verano tiro hielo en los paisajes

Su piel estaba blanca, incolora, casi al borde de tinieblas,

Su marido le pregunto si le pasaba algo

Y ella comenzó a parpadear tan seguidamente

Que se le perdieron los ojos

« Older entries