Cuando lo malo es bueno

Ayer era todo diferente

Vivíamos

En los sueños

En la belleza

Humilde

Del mundo

Hoy la vida

Trajo

Otras cosas

Los seres han dado vuelta todo

Y yo no doy más

En esta realidad

Donde la crueldad

Es el acto definitivo

Y la injusticia

El máximo placer

Del diablo

La mesa vacia

Hay hilos de sangre que escupen nuestro socorro

Estamos hecho para creernos que después de los abuelos, los tíos, sigue la familia,

Sin embargo no hay más familia, hay teléfonos con contestadores.

Y algunas veces sin ellos donde ellos mismo  nos dicen:-que queres-

Y nosotros no queremos nada, solo necesitamos un gesto de rescate

De los que nos quedan, la idiotez de pensar que aún recordamos la infancia

Mientras ellos siguen de largo dinamitando esa sangre,

La cuestión es aprender a no contar más con ellos.

 

Fueron parte de una infancia que ya paso

Entendamos eso por favor.

Ese a veces

A veces las precisiones de la noche fomentan un nexo que traspasa el misterio, los murciélagos precipitan la luz que se apaga mientras el silencio duerme a la intemperie, los pájaros le conceden al amor su letargo sublime, y la tempestad se subleva.

A veces se caen las uvas, se amortajan los orígenes del sueño, se estimula el detalle de las miradas en gente que no necesita lecciones de vuelo.

Pero a veces también desde mi locura andan como dos locos mis ojos vaciando la inexorable marcha del tiempo, andan ebrios de entrega, y tu piel es un pasaje poblado de sensaciones que no comprenden la vida.

Y en ese a veces es cuando la palpitación queda muda, exhausta bordeando los labios que se distraen en banalidades , y así es como la llovizna del ocaso perturba los extremos de mi conciencia , conciencia loca, conciencia que ametralla controles remotos, palabras, emociones que no se tendrían que programar.

A veces suelo morir cuando las cosas se suceden así.

El suicidio y su Amor

 

Roberto tenía mucho sueño, no era día para dedicarse a hacer algo, estaba abatido, entre los espejos y una cama  que se le venía  abajo. Los recuerdos son a veces sinónimos de majestuosidad de otros tiempos, ahora tiembla, su cabeza empieza a agrandarse, ve todo entre fastidios, su mujer está sacando un cuchillo y sale del cuarto dirigiéndose hacia la escalera del departamento de abajo, llega hasta le vecina y lo clava en su puerta, no la entiende y sigue un juego que nunca empieza a comprender, su hijo empieza a degustar las cosas más mediocres de la vida, el quisiera otra cosa, la vida me injurio los sueños.

Le dice: Hija de puta

Sale la vecina, su mujer comienza a blasfemar sobre ella, sigue el pobre Roberto sin entender, su hijo ahora  esta borracho tirado en la cama al son de una cumbia sin escuchar lo que pasa, salvo la cumbia.

Llega la policía, mejor dicho los gendarmes del barrio, quienes prestan  declaración, ella habla que la habitan fantasmas (al menos es lo que Roberto cree) ,en realidad habla de vecinos no de fantasmas, pero su marido cree que es poseída por  cierta anomalía que hace que la hace divagar, perseguida todo el tiempo.

Su hijo quiere cantar y agarra una cámara filmadora y trasmite  su espacio de libertad, espacio que tampoco entiende porque quiere matar al poder, porque es un transgresor mediocre de sensibilidades anuladas, se va un rato de esa casa.

Solo en medio de un día de mucho viento, el departamento empieza a crujir sus puertas justo cuando está bajando por el ascensor.

Siente tiros abajo y ve a su hijo en medio de todo ese tiroteo bailando cumbia, se entristece, no debería, pero se entristece, a veces uno debe dejar lo que otros eligen aunque lo convoque la locura desprolija de un destino descabellado.

Llega a un umbral y se hace la cruz, la gente lo mira, parece el amuleto de un tótem, que gira en su misma sombra, observa que se amontan los vecinos debajo del departamento donde habita, los vidrios desquebrajándose, es que su hijo salió un momento y no se dio cuenta que olvido la llave entonces entro por la pared de vidrio que está en los costados de  la puerta, la gente está agrupada, la gente está cansada, historias de  honestidad de siempre que nada tuvieron que ver con este cotidiano tormento que le circunda.

Por momentos Roberto se marea, pierde el control, camina como esquivando cosas que no existen, poca imaginación como para asumir tanto castigo.

Lo sigue una mujer que se convierte en un perro, le ladra, le asusta, de pronto ese perro vuelve a ser mujer y se acomoda entre sus desdichas, la mira sin perder la calma, sabe que siempre pasa algo, nunca hay un momento de calma en su vida actual.

La gente se echa a un lado como si fuera a contagiar maldiciones, cuando a en su fuero intimo lo  alegra un mundo de calma y paz, ellos no lo entienden. Nunca lo entendieron.

Su hijo cree que está logrando un método efectivo para manipular a quince mil personas, entra en su computadora y pide monedas para sus vicios. Él lo conoce, y a veces lo desconoce también.

¡Qué mundo, que extraño esta todo!,  como es que a uno les toca permanentemente historias plasmadas de tanto dolor y otros al menos tienen esa cara de felicidad que se logran ver mientras uno sube a un colectivo, su anhelo siempre fue donar sus ojos  y juntos a ella la amargura, para que le pongan al menos un poco de alegría a sus iris.

Llega la noche, llega otra noche, empieza a desvanecerse las nostalgias de otro tiempo, piensa en la vida feliz que hubiera querido lograr, la vida feliz, en realidad una vida normal al menos.

Pero todo está de otra manera. ¿Que es posible hacer?

Serán los tiempos, será el maquillaje que ha arruinado el alma y se pinta por dentro.

Llega la noche, la paz no existe, no puede existir entre tanto hecatombe, entre fuegos que queman las hendijas de aquel sentimiento.

La vida está descompuesta en dolor, y furioso Roberto sigue pensando que se dio vuelta todo, que se reverso la vida y hasta la pausa rebobina desdicha.

Sigue sin tregua por la vida, pensando porque uno tiene sueños, proyecciones, espacios, motivaciones, tertulias en donde presumir el valor de alguna legitimidad.

Todo declina ante su ser.

Su mujer empieza a mal formarse y se convierte en planta, su hijo también y ve un racimo de uvas resecas, la locura lo envuelve, está empezando a sentir amor familiar, pero no amor de pareja, eso era un cuento de otra época para su vida, quizás lo platónico formaba parte de una ternura eterna y casta en su inocencia.

Habla con la vida, le comenta a su silencio tantas indagaciones, tantas utopías despedazadas en el sacrificio de algún pájaro ciego. Esos pájaros que tanto presintió y muchas veces se posaron en su hombro.

Pues bien, ahora al mundo le han puesto oídos para hacer el amor, ahora que todo se habla, nunca habrá que dejar sin pilas  los controles remotos.

´Pero sabe  que  no sirve para eso, a él le  gusta más el aleteo del silencio, que las cosas se hagan sin hablarse, que uno sea el benefactor de la ternura, por eso se conforma con hablarme a su amor propio, por eso se pasa horas embarcado en el latido de sus aciertos.

Entonces por un momento olvida que hay un mundo, por un momento olvida que se caen mis ojos debajo de una zanja cuando la espalda disimula mirarlo.

Así dejo a su hijo que siga embriagando su inestabilidad, que siga bailando, que siga sin notar que sus ojos están perdidos, así dejo a su mujer hablando sola mientras se da vuelta en la cama rechazando el lenguaje inerte.

Así se compadece ante Dios, así amando castigos aprendió  lo que en otra época hubiera sido un martirio, dar sin recibir nada…siempre dar..

Pero sin embargo su amor propio se resigna, de golpe le pega una trompada, y se pregunta qué está haciendo.

¿Sería inhumano que no lo haga?

Se aleja de esos brazos de brea que nunca vuelan al menos bajo, mira los pájaros y les sonríe cuando sabe que no están ciegos.

Su mujer ayer rompió la puerta del ascensor, lo llamo un vecino al celular mientras estaba visitando a mi madre, furioso le dijo: – Fue su mujer, Roberto todos la vieron-

Son muchos los laberintos que invaden su ser para poder detenerse a pensar.

Sin embargo su amor lo persigue, y él se murmura.-espero que nunca se vaya …porque ese día…..

No puede hablar de él, no puede considerarme tan importante, como para alarmar el sentido de otras vidas, que no lo merecen. Aunque su mujer se lave el pelo en el inodoro y su hijo siempre quiera aclarar su lluvia.

No vale la pena amigo.

Así que aunque todos los días los mensajes de texto de un celular sean alarmas, debe aceptar que hay cosas que ya nunca cambiaran.

Uno se va haciendo viejo, la idea se desvirtúa, los fantasmas que han cortado la mesa solo son cenizas que alumbran la celebración de una angustia más.

Pero su amor ese sí que es fiel a él, ese es el  que le da alas para seguir remontando el mínimo implante roto de una sonrisa sin dientes, pero sonrisa al fin.

Si no fuera por él.

Un día sin embargo cambio todo, de golpe se encontró en ningún lugar, sin recuerdos de por medio, como alguien que pierde el conocimiento inadvertidamente.

Era como haber salido por otra parte, el y su  amor, observando como las paredes eran siluetas desfalleciendo entre sí, su amor no parecía temer esas controversias, no entendió el porqué, se sumergió en una historia de imaginación plagada de seres extraños, donde la vida no existía.

Hasta ayer que los rumores le seguían por toda esa sala mortuoria.

Hasta algunos chistes no le causaron gracia.

Eran sueños que pululaban la noche, como si el cuerpo no hubiese estado nunca, como si un universo sin vida nos haya descubierto un nuevo secreto.

Allí salimos a predecir esas almas suicidas que se enfrentan día a día con la obligación de hacerse visibles y no hubo manera alguna.

Estábamos en otro tiempo, en una dimensión extraña, como en un manto de sonámbulos sin cuerpo.

Todo era una línea que se iba cortando.

Solo veía lo invisible, y se quedaba flotando en un éter de luz anclado de extrañas debilidades irreversiblemente anexadas a la locura.

¿Y que veíamos sino había nada, ni infierno, ni cielo?

O al menos que extraño candil se acostó en aquel  espíritu para alumbrar ciertas cosas que antes estaban en su sitio.

Por ejemplo sus padres, sui infancia, a ratos soñada con rasguños de brujas que levitaban en aquel cuarto, porque habría que tener aquel recuerdo si ya no era nada más que algo que el intuía

Marcas como de agua debajo de un estanque atornillado en los molinos de una ráfaga.

Pero aparecieron como si la vida hubiera surgido de la nada aquellos gusanos arrepentidos vaya a saber porque,  lo miraban con piedad a él ya a su  amor, sus ojos se habían tornado  fosforescentes, con una sed infinita y empezaron a devolverle la piel, arrepentidos.

Esa noche su amor seguía durmiendo, trato de despertarlo en vano, quedo allí bajo la profundidad de aquel ripio, logro salir  de esa madera embarrado y empezó a caminar como si nada hubiera pasado pensando en el lugar exacto donde  suicidarme  nuevamente para esta vez encenizarse por las dudas.

Fragmentos de una segunda parte

de un cuento que quise continuar y quedo inconcluso hasta ahora

 

Parte de un segundo libro de cuento Puente de los deseos

 

A manera de Introducción

 

Ya pasaron doce años, y siempre mis recuerdos quedaron en aquella historia vivida de la mano de Gabriela.

Ahora mi vida se había convertido en un atenuante contra la temporalidad establecida por aquellos estados, donde el mundo no era tal.

Mi conciencia había prendido en un sin fin de vacilaciones aún, presagios de

un naufragio para vivir una realidad alejada a todo, con el temor evidente que en cualquier momento alguna camisa de fuerza apretara fuerte mi locura, o mejor dicho la locura que veía el mundo en mi.

Aunque yo me complacía que así fuera

La imparcialidad a lo desconocido había dejado huellas, había entrado en conceptos de mundo que yo veía como nexos, y aquella fulguración de verlo todo en otros estados, alimentaba mi conciencia.

Luego de la muerte de mi padre se sucedieron otras muertes, que nunca son muertes, la posesión del sentimiento no deja de ser un principio de debilidad donde la angustia se apodera y dicho devenir, dicha mendacidad no hace mas que eclosionar los estados que la vida crea por si misma.

De aquellos principios nacieron en mi aconteciendo de los cuales, mi adicción a la vida había formado cierta anomalía que nadie veía, anomalía que ni siquiera había vislumbrado aquel amigo mío en el principio de mi historia, cuando yo solo podía ver a Gabriela.

Hoy el tiempo me llevo a continuar esta expedición espiritual que ya establecía en mi la diferencia ante las cosas y los seres.

Ansioso de todo aquello, los caminos no eran fáciles, el pensamiento occidental no aprobaba determinadas pautas, y en su mayoría los seres veían en mi un alienado , y yo veía en ellos conductas primitivas.

Quisiera continuar mi historia con la precisión que fue encadenándose los actos de la mejor posible.

Aunque los arquetipos del tiempo disciernen, ya que el tiempo no es tal y la vida no es esa presunción diaria donde sostenemos nuestra conciencia para alejarla de la verdad.

 

 

La baba del sonido

 

Gabriela había forjado mis pensamientos en otros dominios, mi vida había dejado de ser lo que era, ella había formado en mí una luz infinita, donde el tiempo-espacio el tiempo-luz era el verdadero principio de todo.

Aquel puente quizás era el anhelado presagio donde encontré al fin el candil del hueco de los espíritus, donde de una vez por todas comprendí el principio del nacimiento, donde inscribí en mi vida léxicos no entendibles para los demás seres sumidos en la neblina.

En una de las últimas apariciones Gabriela me dio pautas para garantizar mi luz, haciéndome participe de ejercicios en los cuales mi mente tenía que sobrepasar el pensamiento, para anular lo establecido.

De tales ejercicios llegue a un estado donde comencé a traducir el lenguaje de todo, de los animales de las plantas.

Recuerdo una charla con ella sobre el significado del lenguaje. sobre una baba de sonido que dominaba la capacidad perceptiva de los seres, ella me recordó una historia de un amigo que pasaba toda su vida, normalizando su destino, me anticipo que las causas de la dolencia físicas se representan en un estimulo donde lo sensorial mezclado a la normalidad que uno cree eran solo alimañas de una naturaleza malévola que lo envolvía.

El resumía su vida en lo que veía, de ahí su error, de ahí su condición de no haber traspasado las puertas del conocimiento, como la mayoría de los seres que pegan su vida a las condiciones solo de lo que ven.

Siguiendo el origen de mi relato recuerdo cierta vez que bajo mi estado de emotividad pregunte a Gabriela.

– Que se necesita para abolir la corporalidad y verse como una capullo de luz?

Gabriela me respondió desconcertada:

– Tu mundo tiene solo un principio sin final, en tu vida vives guiándolo todo, tu conciencia domina tu esencia, el territorio de tu mirada creo que asume todo cuando es así, hay en los cordones un enorme manantial enérgico que aun no puedes ver, porque tu forma te la dio el mundo. y tu aceptaste el desafío , lo cual tendrías que haber comprendido que fue tu error como el de muchos que siguen apegados a eso.

La gente vive evadiendo cada circunstancia tomándose solo atribuciones de lo conocido, nadie invierte sabiduría en otras cosas, solo los ojos creen que capacitan la verdad de lo vivido, lo cual es una absurda mentira.

Para ver el capullo de luz hay que vendarse la imposición.

 

– Gabriela no entiendo entonces porque vemos lo que vemos, de que manera se puede mirar de otra manera, ¿cuales son los ejercicios para que los ojos enfoquen un mundo espiritual sin pasar , por las ventanas de un colectivo, por la naturaleza , por la cotidianidad, como podría vendarme la imposición, cuales serian los parámetros para formalizar otra realidad?., si yo veo y no puedo dejar de hacerlo de la única manera que ven todos.

 

– Me apena mucho que tu mentalidad te distorsione como a la gran mayoría, si tu pudiste verme a mi fue el mayor de los desafíos y eso se debió que una parte de tu cerebro quiso abrir esa baba de sonido que te hable, lo cual es al menos una buena señal, para que puedas adoptar las riendas de este camino desconocido por ahora que pronto vas a conocer, el cual te hará traspasar los limites de unos obstáculos de la cuales te hablare luego. Tu problema no consiste en que no puedes ver, si no que algo te aleja de ello.

– Es ese algo una atribución que han deformado los hombres ante el concepto de Dios.

Hay que desconectar los timbres de nuestro ombligo donde habita la luz secreta, lugar donde reposa el alma.

En el límite extremo de cada uno de nuestros cordones umbilicales al nacer se procrea una pasividad que sustenta el origen de nuestro primer reencuentro con la vida.

Somos indescifrables. Somos radiactivamente neutros constantes de electricidad generada, la luz de todos esos impulsos son lo inevitable lo que nuestra mente adopta para formar lo imaginado irreal.

Aquello no deja de ser un simple engaño al que sometemos en nuestra conciencia.

Debemos romper los arquetipos para poder ir a ese mas allá, donde todo no esta permitido al ver, donde todo es una maniobra que por medio de un narcisismo nació dentro nuestro y nos debilito las ansias de perpetuar la verdadera historia de la existencia.

La razón de ver y originar lenguajes dentro de nuestros horizontes nos ha llevado a pensar que es la única forma de entendernos, lo cual es totalmente erróneo.

Si por un momento el ser abriría los lazos entre la vida y la eternidad destituiría totalmente los sentires de una conciencia que nació alejada a la verdad e indagaría mucho mas en las profecías que se suceden.

La naturaleza adopta formas en limites donde el traspaso de la razón abandona su claridad por no sentirse limitado por la locura, la locura no existe en ello, aquellos que pretenden iluminar su espacio espiritual debes sentir la muerte que les acecha, no como una constante pesadilla, sino como un espacio astral donde se eleva la razón total del espíritu.

  • Los nacimientos son inmediatamente asumidos frente a un concepto de psiquis y alma, por lo tanto la naturaleza misma de su estimulo fomenta la personalidad, frente a un espacio universal que concilia con el cuerpo, la percepción de las anomalías frente algún tipo de posesión venenosa incluida en dicho cordón disturba por lo tanto la conducta humana.

 

En ese  mismo momento recordé la consecuencia de un amigo padre frente a la opresión y la  angustia originada por su hijo.

Su hijo frente a ese nexo distorsionado bajo la perturbación depresiva y persecutoria de su madre, empezó a gesticular su dolor por medio de muecas extrañas e inexplicables que le llamaban la atención a todo el mundo.

Luego vino el desenlace en su pubertad con el abandono total de cada meta, Escuela Deportes y cualquier otra actividad que pudiera tenerlo alejado de sus maniobras negativas.

Lo llamativo del caso fue que su única ambición era conocer mujeres día a día que nunca lograron entenderlo bajo la inexistencia de un porvenir venido a menos.

Su organismo con el tiempo decayó notablemente, urgido por la bebida y la droga y cierta dosis de marginalidad represento su rechazo en esa pieza faltante del rompecabezas de la maternidad.

Y era natural que ante cada rechazo buscara el reflejo sano de su madre.

Su condena de vida absorbía la claridad en esa ausencia.

Aquel acontecer se l o comente inmediatamente a Gabriela y antes tantas incomprensibles transmutaciones de mi parte mirándome a los ojos con cierta tristeza como forzando mi voluntad.

– El niño en su cordón no pudo sepultar el veneno, la clave no es sencilla, el niño tendría que haber reaccionado patéticamente el no pudo escupir el veneno que estaba instalado en el cordón, ante la necesidad de su alimento absorbió todo de golpe en el mismísimo momento de nacer..

El licor venenoso estaba arraigado a su madre como un hilo dentro de ese ombligo, el niño se sintió vacío, busco las formas de integrarse al amor sin encontrar sus huellas.

Todos nacemos en un origen de luz…menos las personas que por la retención de su otro tiempo, el tiempo imaginado se asocian a esos quebrantos donde la negación les absorbe las acciones, de esa manera no pueden

diluir su néctar sin saberlo en su conciencia mundana.

Yo he hablado contigo acerca de esas conmutaciones en otro momento y quiero decirte claramente que has abierto las barreras de esa percepción que llegaba al puente, lo cual es un paso sumamente importante.

Tu padre absorbió en su muerte de vos tu mismo elixir.

La realidad forma parte de la fantasía que ni imaginamos, nos aferramos a lo domestico, a lo que consideramos humano sin saber que allí no hay razones propias que puedan hacernos creer los principios de aquello que llamamos alma.

Tu corazón seguramente ha llegado a caer, ¿y que es esa caída? y cual significativa es  para que en los rincones de tu piel sientas ese deseo como propio, la voluntad solo es el conocimiento mas cercano de las cosas, yo e vivido he amado imaginariamente, te comente mi situación en un principio.

La vida nos moldea nos va abriendo esas levaduras fuertes que nos golpean, pero quien acaso es consciente que aquello es real, ¿quien puede decirnos donde esta el alma?.

Cuando en realidad el alma no existe. Igual para darle un nombre la llamaremos Alma.

Es decir hay una energía que nos hace conciliar el amor y todos los sentimientos que tenemos en un punto común.

Debemos se imprescindibles frente a los actos del corazón, en el momento que yo era humana presentía que se doblaba mi vida frente a actos de desamor, ahora he comprobado que todo aquello era parte de una realidad totalmente ajena a la verdadera, en ese punto hay que prepararse, yo lo he conseguido en mi paso por la tierra.

Conseguir aquello no es tarea fácil, se necesita purificar los sensores de la dimensión, y aquello requiere un aprendizaje que lleva su tiempo, y en realidad quiero que llegues a ello  para que te des cuenta como se maneja la muerte.

 

Quede pensando como solía pasarme, pense en aquello ¿Manejar la muerte?, como se podría llegar a eso, yo que era un ser limitado en la vida, como podía pensar que la muerte no era el fin y Gabriela me obsesionaba con es idea, y le pregunte:

  • ¿Supongamos que pueda manejar la muerte, de que me serviría?

 

Ella con una seriedad absoluta se dirigió a mí encolerizada añadiendo:

 

– Tú siempre supones, y eso me altera, no debes hablar más de suponer, de esa manera rompemos el molde de la comprensión, y aquello no lograría abrir esa luz que escondes como todos.

Yo también he descreído, no creas que yo he aceptado todo lo que no era lenguaje común, pensaba en un Dios injusto, en un Dios que había vaciado mi vida, cierta vez te lo he explicado frente a los seres que se me fueron un día, luego comprobé, que mi defecto era suponer, era presentir cosas absurdas, cosas que el mundo entero percibe y por las cuales nunca llegaran a manejar su muerte.

Y lo terrible de no poder hacerlo es quedar colgado en los espejos del recuerdo, desde allí no hay forma de volver a permitirse trasmitir radiaciones a los seres que amamos.

Yo debo confesarte un secreto, yo he conocido tu vida, yo he estado cerca de ti, he visto como has luchado en vano frente a barras de hielo.

Y tu caída fue tremenda, tu mujer no ha conocido nada de ti aunque no lo admitas, ella solo ha sido un espacio desde tu confianza porque tu mujer no quiso dejar de ser humana se sintió representada por aquello que creyó ser.

¿Que pasa con el amor me preguntaras ahora?’, te lo adivino en la mirada, y te respondo que no necesitamos creernos el amor como amor y si como energía de luz, allí reside la transferencia de esa fuerza que te mencione que suelen llamar alma y en realidad no lo es.

 

Pero para esos puntos debemos llegar a trasmutar las creencias, Dios un día se vio forzado a generar en el ombligo de los seres una raíz oculta, en el mundo solo los iniciados como yo y algunos que bajo la preparación necesaria  interfirieron la alquimia sabemos el lugar exacto donde se encuentra.

La condición de la vida es aceptar el desengaño como un poderío y no como una tragedia, los seres representan todo en dolor, todo lo que admiten a su manera, nadie sabe en realidad que aquello no es tal, que cada desencuentro con la ternura será castigada en una muerte que quedara inconclusa, el peor castigo de todos reside en ello, porque allí no hay retorno, allí no se puede establecer la condición necesaria para volver a establecer la invisibilidad y las enseñanzas frente a los que ignoran toda la verdad.

 

 

Yo vuelvo en la medida que tu energía centelle, si tu signo deja de ser el inicio de tu expectativa, como lo fue en aquel momento que me abandonaste y caíste en la trampa de aquella mujer, la cosa esta perdida. Aunque yo lo había hecho adrede para ver esa caída y tu reacción.

Fue mi trampa frente a tu emprendimiento meditado por tu supuesta visión.

Debes comprender que hay gente que acepta la vida en relación a un objeto y creen que nacieron para que la vida les tire sogas, el error mas fatal que pueden cometer.

El deslumbramiento nace de una magia que la humanidad lleva consigo desde su nacimiento, las premisas de los tiempos que en realidad no son tiempos, nos hicieron pensar que todo se va generando con su movimiento.

Y no es así, no existen tales movimientos, es la generación de nuestra luz que mueve todo .

Quería hablarte un poco sobre la vejez, no se si has notado que en esos años la mente se sumerge en la crueldad, y no se trata de que los abuelos sean malos, si no que hay un nudo mental que los atrapa, la perdida irremediable de aquellos años mozos, donde el corazón advierte el capullo y luego la triste y dura creencia que ellos llevan consigo para asimilar una muerte que nunca se inquietaron por superar y ellos toman una iniciativa tan mental sobre aquello que hace que su energía se apague de luces.

  • La gente grande se convierte en maldad cuando no reciben lo sagrado dentro de los ojos de su futuro, al no admitir ni tener idea de lo que se avecina en su final, ellos viven ensangrentados de dudas, y esas dudas los maldice una y otra vez.

 

Son pocos los que saben esto, porque si yo y mis amigos celestes le diéramos un halo de aprendizaje seria tarde, ellos se apegaron a lo tallos de la tierra y de ese lugar no pueden salir.

 

Yo añadí sobre aquello de la vejez:

 

  • Mis padres murieron jóvenes, pero conocí un amigo al que se padres reprimían desde que el tiempo los centro en la ancianidad, era llamativo que ya sin razón ejercieran en el tanto calvario, yo desde mi casa que daba a la casa de él, escucha su silencio y el  maltrato que ejercía su Madre en contra de él. era como un adversario de su misma sangre y el desorientado se sentía en un pozo de angustia al que no podía remediarla.
  • Su padre también forzaba su corazón degradándolo bajo los síntomas de un machismo que al menos yo veía nefasto.
  • Este muchacho murió un día al comprender que sus padres le habían hecho morir su inocencia.
  • Yo le dije:
  • Ahora bien Gabriela dentro de mi mundo me han enseñado todo, tu sin embargo dices que todo es una mera fantasía, hablas que el alma no existe y es una energía , pero advierto que en ella esta arraigado el amor y el es el único medio que tenemos para sentir la vida, o no es así?

Carlos que poco has comprendido todo me dijo seriamente , a veces me parece mentira que te haya elegido , y luego recapacito y me digo a mi misma que nos unió la energía, porque de otra manera no me hubieras jamas encontrado,. ¿tu crees en el amor en la tierra? eres demasiado incrédulo, la tierra no existe cuando estamos poblados de órganos y el amor claramente sale de esa energía que yo he reemplazado por la palabra alma, pero no puede afectuosamente cumplir con  la necesidad que luego venciendo la muerte la encontraremos..

Cuando viva como tu yo también tenia amigas amigos, recuerdo el caso de una amiga Mabel, que frente a su desesperanza quería sentirse amada a toda costa, sin embargo vivía todo el tiempo peleada con el amor.

Yo desconcertada tampoco la entendía, hasta que recibí el mensaje del amor fuera del tiempo.

Hoy iremos a ver a un amigo creo que el podrá explicarte cosas relacionadas a la transferencia del alma, el esta conmigo, nadie mas que tu lo puedes ver, me basta con enviarle un signo y lo tendremos aquí en unos minutos.

 

Recuerdo intensamente ese día estabamos los dos en mi casa, ya que hablar con Gabriela en la calle ya me había producido un problema cuando me llevaron a un internado para hacerme unos estudios de salud mental, ya que para ellos hablaba solo.

Suerte fue que ese día salió todo bien y me liberaron ante mi invención que los nervios me ocasionaban hablar solo.

Añadiendo que mi mujer se llamaba Gabriela para poder desligarme de esos licenciados en cordura que nunca hubieran podido entender mi verdad.

 

Recuerdo que pasamos unas horas levitando en mi cuarto con Gabriela y viéndonos los ojos como dos niños, cuando de pronto apareció Francisco un amigo de la dimensión de ella.

Me saludo con un buen sentido del humor , haciéndome saber que Gabriela le hablaba mucho de mi y sobre todo de mi ultima tarea pendiente en esta tierra..

Lo cual quedo como pregunta pendiente para algún capitulo de este relato.

 

 

La Inmensidad de la montaña

 

Francisco, era un ser especial, ni bien lo vi percibí en él algo que me conmovía, no se si era su sonrisa, su trato, o sus ojos que giraban cada vez que me hablaba.

En algún momento me comento sobre la cultura mexicana, los ritos iniciáticos de los indios de aquella zona, yo recordé haber leído a Carlos Castaneda , lo cual servia de alguna manera para conocer a fondo el tema.

Me hablo de una montaña que estaba en un lugar donde se cortaba el mundo, un lugar donde uno tenia que encontrar el último punto de la sabiduría, y aquello se basaba en saber porque vinimos aquí y su porque.

Lo cual realmente era la inquietud mayor de la existencia.

Francisco me hablo de un soga de cuatro tiempos que estaba ya instalada en la montaña y el deber era sacarla de allí porque en su punto de sujeción  había un secreto que nos rebelaría los puntos en común entre la vida y la muerte, claro que los cuatro tiempos trababan un poco la solución para poder ejecutar dicha maniobra, ya que habría que invertir meditación para concentrar los horarios en los cuales cada una de las sogas iba a liberarse de ese pináculo que habitaba en la montaña, y la soga mas difícil era la del ultimo horario, en donde estaba dicho secreto.

Pero sin las tres sogas restantes la última jamas podría desenrollar su sabiduría.

Yo logre entender muy poco aquello, claro que mi mente humana se asociaba a ideas de no pensar ante determinantes factores.

Pero acepte su definición y sin querer la mira a Gabriela.

Gabriela había engendrado en mi un conocimiento que solo con una mueca, un gesto entendía mi poca capacidad perceptiva.

Me hablo casi con una vehemencia incontenible.

  • Amigo eres terco te embalas en lo que la vida te limita, claro no puedes comprender que nosotros no estamos en tu mundo, hemos atravesado todo, hemos pisoteado la muerte, hay una frase muy mundana, que dice: – los  muertos deben esta bien porque por algo no vuelven-

Sin embargo en mi caso pude volver como lo hicieron otras ánimas, pude revelarte secretos y los desaprovechas aún, yo te explicare el sendero para llegar allí, en la mitad del mundo, ese el centro de luz.

Donde todo se expande, donde esta la única razón, la única sabiduría que nadie mas que nosotros sabemos.

Solo debes practicar el sueño, dentro de el hay una magia latente, el inconsciente no es sino un reflejo que te guiara, debes tener la certeza de meditar en él, de poder contrarrestar su posición y para hacerlo deberás prender cuatro velas dentro de una copa, no se trata de velas comunes, tiene que conseguir las velas dentro de tu sueño, eso es lo mas difícil, pero debes hacerlo. .para llegar a tal preparación

Debes dormir sin ropa desnudo ante todo, los colores obstaculizan la señal.

en un punto tu mente vera dentro de las velas el camino que debes tomar para llegar al centro elemental de esa mitad que te he hablado.

Las velas se apagaran dentro de tu inconsciencia y en ese momento una mándala se abrirá dentro de esa  copa y allí veras tu itinerario.

Solo el inconsciente te llevara al lugar, ni bien aparezca esa mándala te pido por favor no te alejes de ella,  debes   llevarla siempre en el camino del sueño y  veras la montaña y sus sogas.

Siguiendo esa técnica, iras caminando por un desierto que desconoces, por siete horas, el camino del sueño

Es un camino en años luz por lo tanto parece corto en esas siete horas pero es una inmensidad atemporal.

Cuando llegues veras la primera soga, esa es las mas visible debes tirar de ella con todas tus fuerzas desde allí saldrá una raíz que debes guardar.

Espero que puedas llegar a la ultima, la mas dificultosa, pero esa sale el tallo de luz, donde hay tatuado un símbolo que son las hojas de la Biblia que se han escondido, para que permanezca la muerte como un enigma.

En ese punto es donde Dios ha vuelto para dejar asentado su mensaje, el cual fue silenciado por la avaricia de los hombres, entre dichos hombres solo uno llamado Jesús entendió su mensaje y lo dejo en ese centro del mundo en aquella montaña junto a las sogas para que sepan por fin el significado de la vida.

Los plebeyos en su contra trataron por todos los medios de confiese donde estaba oculto aquel mensaje, hasta matarlo el y su silencio nos salvaron.

La constancia de este hombre era justamente sumirse a esa manada de opositores eclesiásticos que no hacían más que dificultar la tarea del supremo.

El no pudo volver porque en el entro de su corazón una daga logro apuñalar su alma o mejor dicho su luz, era lo previsible.

El no necesitaba además volver porque hoy esta en otra dimensión donde el tiempo lo necesita mucho mas que nosotros.

Querido Carlos quiero revelarte solo a vos la  verdad y que en ella encuentres el sentido común que yo y mis amigos hemos descubierto, frente a ese sentido tu espíritu elevara por las noches una luz y ese día morirás.

Quiero serte clara en esto, la división de las religiones ha sido generada por los seres humanos que han seguido de las reglas de un Biblia inconclusa, eso fue lo que hizo que no todo sea lo mismo, sin embargo si aquel libro sagrado no hubiera sido extinguido por ese Pecado sublime de dejar esas hojas en el misterio, todos hubiéramos entendido un Dios Universal y no un dios que quisieron politizar.

 

Francisco atento y asistiendo con Gabriela me explico algunas cosas mas.

 

-Carlos quiero decirte que tu misión como humano debe ser impecable, nuestro último tramo por la vida consta de esos factores, la impecabilidad, para no caernos.

Yo le hablare a tus sueños ese día, guiare tu inconsciente, estaré pisando tus huellas mientras duermes

Te haré llegar, solo tienes que esta atento, porque encontraras trampas asociadas por el mal.

Es probable que alguien este acechándote para que no logres llegar.

Un haz de luz te envolverá tiene que dejarte ir, no es fácil el miedo humano nos oprime, no  comprendemos nada sin tenerle miedo a algo, otro error que la humanidad no acepta.

Pero tú debes anular el miedo para tu final en este mundo.

Sigue los pasos de mi sombra que se cobijara en tu sueño, ella será el factor omnipotente de todo tu recorrido, sin ello no podrás acceder, aunque te aplaques por el dominio de un ser que llegara a ti en la ultima soga.

Como primera medida tienes que activar tu corazón de tal manera que yo penetrare en tu infinito sueño para rebelarte ante la verdad las puertas que se cierran en la vida.

 

Yo cada vez estaba mas confundido, yo que tenia en mis pensamientos ese miedo desbastador a la muerte ahora tendría que aceptarla como algo natural, ahora tendría que despojar de mi toda esa parte que durante toda mi vida me inquietaba.

Lo mire a Francisco con una dosis de melancolía, huérfano de mi mismo me tendría que ir , tendría que llegar hasta ese punto, para comprender la muerte, me era incomprensible saltar esos pasos donde la vida por siempre me diría Adiós.

-Francisco creo que es fascinante lo que me has dicho y lo acepto bajo la posesión de otra realidad, pero mi mundo me limita, no sé si podré, no se debido a mi conciencia, quisiera poder dejarla en blanco pero no se es como  si algo en mi me frenara.

 

Francisco fijo sus ojos en los míos casi penetrante y me dijo:

  • Amigo no temas, te parece acaso una realidad poder vernos solo tu y no el resto de los humanos. lo consideras acaso como algo natural, que es acaso lo natural?, ver como se envenena el ser en sus vicios, ver como no vacila en atenuar contra sus órganos por medio de un placer totalmente intrascendente.
  • Hay un camino lleno de atajos, una vida que se cae a golpes, un silencio extravagante rociando los arquetipos de la sabiduría humana porque todo lo que es producto de la grandeza termina decayendo, termina en una urbe de payasos anónimos que nos gritan para que vayamos a su próxima cachetada, y nosotros vivientes, esperanzados en la desigualdad asistimos al festín con mero afán.
  • Le tienes miedo a la muerte y a esto que supuestamente Uds. llaman vida que ?..te da tantos motivos para quedar sujetado, tantas ansiedades juntas para no despertar en esa esfera que estamos yo y Gabriela y  en la cual somos intensos, claro tu mundo se lleno de extractos que somos felices creyéndonos la ilusión.
  • Es difícil comprender lo que te digo pero para ello debes renunciar a tu ficticio tiempo, a tus formas, a tus especulaciones adoptivas por un mundo que no te dio la señal.
  • y ahora que nosotros tratamos de iniciarte, que comprometemos nuestra muerte para que aceptes de ella toda la belleza que ejerce, tu te das por vencido, vacilando que el suelo se ha sujetado de ti y el cielo es solo una jaula de planetas, palpando que tus alas se quedaron perpetuas en lo que dicen los humanos, en sus}
  • blasfemias, en sus locuras.
  • Es lógico Carlos que te sientas averiado por tanta percepción de deseo que debes anular, anular la percepción del deseo es llegar a la euforia de los hechos reside en irse por otra puerta , por otro túnel que has podido ver con tus ojos en tu comienzo.
  • Un águila en tu sueño te llevara al desierto, debes ser precavido…en tu sueño estaré yo, por eso tu poca perceptibilidad, se vera acrecentada por mi experiencia, la cual te ayudara.
  • Sin embargo en el candil del viento habrá una ráfaga que soplara fuerte, que estará empeñada en vencer tu fortaleza, debes acostarte y aferrarte a la arena en un punto donde yo dejare marcado el itinerario.
  • No debes sentir miedo, el miedo es el peor enemigo de cualquier batalla, debes despojarlo, debes ir mas allá de él, para no permitirle sus ganas de derrotarte, querido Carlos, en la punta de cada soga esta marcado cada numero en ascendencia, el ultimo numero estará centrado en un abismo por eso esa es la misión mas difícil, pero yo te concentrare, te dirigiré. Tu no debes temer, bajo ningún punto de vista, en los instantes de la eternidad tendrás que aprender a volar junto al águila y es mi tarea procurar hacerte crecer tus alas, para que puedas levantar esa ultima soga y pasar por los senderos del infinito, donde pudimos nosotros regresar para estar con vos, luego vendrás  a guiar a las almas mas queridas, a los seres que quedaron del lado del supuesto mundo que nunca entendieron hasta que tu los convoques. Serás otro enviado como nosotros, buscaras las riendas de otras almas, podrás recorrer los misterios de tu infancia, vacilar sobre los amores perdidos, sobre el eje donde todo ha sido solo creencia y nada más. Has visto que en tu primera experiencia has visitado casas que nunca has conocido y has descubierto en ellas que conocías de memoria sin nunca haber estado todas sus habitaciones, eso es la memoria de la muerte, y tú no le diste importancia.

 

No se que extraña razón me hizo pensar en determinados pasajes del Libro Rojo de Carl Jung, y en base a esos extractos le comente a Francisco, la variedad de espíritus que conviven en nuestro yo, Jung asimilaba eso en el inconsciente.

El se veía invadido por varios seres, al entrar a las formas de su inconsciente.

 

El me comento:

Jung estaba en lo cierto, en su punto de buscar el supremo, definía lo rojo con Belcebú, allí estaba toda el alma, es indefinible la cantidad de seres que tenemos en nuestra inconsciente y ellos actúan mediante el sueño.

 

No obstante todo aquello Francisco me hablo de una fuente de energía instalada dentro de la capacidad perceptiva del alma, dicha energía era lo que elevaba nuestra vida, me hablo de una raíz creciendo año tras año que estaba instalada allí para poder llegar al conocimiento de nuestro paso a lo desconocido: la muerte en el momento que se convertía en una flor madura.

  • Amigo mío, me dijo, debes testimoniar tus propios errores dentro de esa raíz, desprender por un instante tu cuerpo , dejarlo dentro de un espacio que rondara en tu universo, confesar por medio del espíritu tus malos hábitos y de ello llegara tu compensación..
  • El mundo esta lleno de adicciones que ni siquiera nosotros en vida logramos descifrar , incluso pertenecer a la malicia es una adicción terrible, ciertas personas instalan dentro de si un maquillaje que hace que su manipulación sea mas eficaz, esas personas son elegidas por el mal para perpetuar por siempre con cierto numero de incrédulos que caen eficazmente, ellos viven a sabiendas de todo , hacen de la vida de los demás un invento y suelen hacer creer que ellos generan la vida de los pobres seres que no molestan a nadie, en aquellas personas un agujero negro cohabita por toda su alma, alma que no ha sido madurada, y que en cualquier momento sucumbe en los umbrales de la sombra, donde por siempre quedan vendadas de gargantas.
  • No es fácil para ellos elegir un camino ya que todos los cerrojos se cierran y quedan en un aire negro sin poder salir jamas, las psicopatía de los asesinos también entra dentro de ese juego, allí no se trata de una acción psicológica, si no mas bien de una perturbación maligna, ellos pagan de la misma manera, ellos son los que se quedan por toda la eternidad flotando dentro de ese agujero negro.
  • La bipolaridad en ellos no es una enfermedad.
  • Pero tu has sido bondadoso, hay sido un ser especial a quien le toco la suerte de conocer aquella parte en donde reside el verdadero secreto de la vida, tu lo va a conocer, es tu ultima tarea, luego desde mas allá también aparecerás dentro de tus seres mas queridos.

 

 

El silencio Gritado

 

Yo no podía sacarme de la cabeza aquella adolescencia, tan  traumatizada, y recuerdo actitudes muy tiernas que rodaban parte de mis primeros enamoramientos, no era del todo normal tanto sentido común en el amor, por aquello tuve que abandonar mis estudios incluso, era un estado donde todo lo venerado si se rompía me quebraba el alma, y me hacia interiorizar mis limitaciones.

Debo ser sincero le dije a Francisco, de niño una niña me toco el alma y me la toco de tal manera que todo era tan demente en mi, no era posible que con solo pasar por su vereda sintiera su olor con tanta precisión , y levantarme a las seis de la mañana con el fin de estar allí a las seis y media era toda un expedición a mi amor aniñado quizás, temblando como un hilo pasaba por ese territorio, con unos nervios que vaya a saber de donde brotaban, miedo a ser yo nunca lo supe , miedo a su negativa tampoco.

Estaba en tercer año comercial y recuerdo que ese año la escuela se convirtió en mixta, la poca maduración que yo veía en mis compañeros, siempre en estados alterados por la violencia, y mi miedo a tenerla a ella como compañera me llevaron a dejar la escuela, hoy sé que suena cómico decirlo.

 

Francisco en seguida sin ningún tipo de resquebrajamiento me dijo: – Es que tu amigo mío no eres no de este mundo y eso te consagra, no hay que arrepentirse por lo vivido con ternura, ese universo tan sano es el universo de lo elegidos , creo que tu has sido único en tu legalidad con el amor y eso te dio un tesoro muy especial, lo platónico aquello que en primera medida es el primer soplo al amor tu lo has llevado como un autentico batallador, eso ha generado en vos la distinción.

Todos los que vinimos aquí hemos sabido muy bien quien eras.

Y quienes eran los que te atormentaron en tu vejez. no creas que no los vimos, ellos te hacían a un lado, te veían como un hombre inmaduro y sin embargo no era de tal manera, pero no te preocupes que para ellos habrá una lección que los hará cambiar de idea y será en esta vida ,aquí mismo en esto que llamamos mundo sin saberlo ..

En realidad los locos tiene palpitaciones distintas a los cuerdos, su sensibilidad lleva una elegancia fuera de lo común, aquellos que se consideraron tan cuerdos han creado ciertas instituciones para esos iluminados, por el solo echo que su pensamiento y su corazón eran diferentes.

Allí reside un pecado mortal para ellos, se quedaron simplemente en las bases de una sociedad hipócrita, llena de estatutos de conveniencia, se armaron de cosas materiales creyendo en la eternidad y ellos no tendrán eternidad nunca.

Solo quien conoce el alma humana, sus recovecos, llegan a esa punto de luz que siempre te hablamos con Gabriela.

Tu próximo paso te hará llegar allí y de esa manera terminara este manuscrito que muchos llaman cuento solo por dejar dudas.

  • Como sentido común de todos los estados el ser lleva por si cierta crueldad, aquello esta ligado por una trampa que la sabiduría de Dios concibe para ver hasta donde llegaban los humanos, el sabia muy bien las razones de bondad que debía mantener por eso logro por ese medio combatir con las entidades maléficas que querían adueñarse del mundo, hay una razón particular que se extiende en este universo y que la ignorancia destierra, si no fíjate como la atención se centra mucho mas en los seres que mantienen  esa presencia diabólica, ¿como puede aquello absorber tanto?
  • La gente se liga a aquello porque lo bueno no llama la atención, un rió de sangre invade el alma de los ignorantes y la ignorancia es mucha y se mantiene generalizando día a día su ofrenda.
  • Yo he sido en su momento en este mundo un ser humano eficaz, hubo demasiadas razones que querían empaparme de esas crueldades, yo me identifique con el bien (aunque a veces caí en la maldad sin querer) y jamas me asocie a esos estados de impureza, por eso pude descubrir ahora en mi muerte que aquello ha sido el premio mayor de mi alma.
  • He visto tu vida, mientras quisieron lograr que sigas ese juego perturbado, tu casi te entregas al juego, pero te llego un mensaje que hizo que cambies, el mensaje se baso en un silencio que fue tu único grito.
  • El único problema en tu vida fue que los que menos has pensando pactaron con el mal, se te dio vuelta todo, tu vida personal, la gente que creíste y fueron sin embargo los impostores de tu vida, aquella gente no solo por medios propios de habladurías baratas denigraron tu ser , si no que también olvidaron rápido tus asuntos de corazón frente a alguna necesidad en común, pero poco debe importante, ellos acá mismo, en esta mismísima superficie pagaran por lo acontecido, y sobre todo no tendrán la luz verdadera que en la belleza de la muerte encontramos nosotros.
  • Los sufrimientos , tus días escondiendo lagrimas culminaran en tu verdad , tu absoluta verdad, tu bondad que muchos no aceptaron ni siquiera quisieron verla, por ello no te preocupes, suelen decir los humanos que entre la bondad y la estupidez no hay ninguna diferencia, lo cual no es así,. has vivido tiempos de tormento tratando de formar una pareja que te haga feliz, una familia ajena que tu creíste propia incluso luchaste por ella, lo cual es un inmenso tesoro en medio de tanta angustia, tu notaras la diferencia en el lugar donde nos encontraremos, allí habrá un regalo para tu sentimiento y tu batalla en el que todo aquello evaporara tu tristeza para siempre.

Nosotros supimos lo que hiciste por tu  ser especial que siempre pensaste que era tu hijo, pero el te había alejado mas de lo que vos pensante, todo te hacia suponer que su inocencia era la coincidencia precisa, el punto donde se amparaba tu amor, pero todo fue un acto nada mas, el se fue de vos todo el tiempo, tomo otro rumbo mediante la energía que tu supuesta mujer (que tampoco nunca lo fue) le fue mandando mediáticos mensajes instalados en su áurea solo  para deformar el amor que sentía por vos.

Era demasiado para vos llegar a esa conclusión que nosotros vimos nítidamente porque nosotros vemos aquello que es producto del alma, lo invisible que corre por los estados sensoriales que al mundo no le importa en absoluto.

Lo indefinible para ellos lleva a la locura.

Ese hijo fue desvalijando tu condición humana, te fue rompiendo como en lazos tu vida, la fue mutilando poco a poco, y no le importo nada, su esencia se mantenía sostenida por la hipnosis de ese anís que tu mujer le fue dando con su energía elocuente.

El alma de un payaso es como un cristal herido, tu te quedaste en ese cristal sumergido durante mucho tiempo, fue así que un viento llego a Gabriela, y el era tu viento, todos tenemos un viento en el alma, ese viento es la precisa señal para acercarnos, tu viento se sacudía fuerte en una tormenta de niebla, nosotros atravesamos esa niebla , dejamos que se aclare para encontrar lo oscuro que te iba envenenando.

Ahora quiero contarte una historia

Conocí un muchacho al que  la vida lo trato mal, lo etiquetaron de alienado en su trabajo, pero no era así, empezaron a generarle un espacio negro a su alrededor, buscándole continuamente sus errores, nunca tuvo felicitaciones a su mínima capacidad.  le sacudieron el alma de a poco, hasta que se transformo en una nada, esto vino de la mano de una persona en especial quien practicaba una alquimia maligna, esta persona llego a su profundidad, anulándolo, de a poco su condición empezó e embrutecerse, hasta que lo anularon en su totalidad, yo fui el único que entiendo dicho despropósito, aunque mi pecado fue hacer vista gorda en su momento, porque note que hay momentos que debemos ser sacudidos por el  mal, porque hay aun no pertenecía a esta legión, hoy me siento arrepentido de aquello, aunque pude convalecerme su ultima estadía..

Su alma era un acumulación de miserias, su vida se convirtió en un Apocalipsis misterioso, su amor lo mantenía correspondido solo en su hijo, anulo su cuerpo, le dio otro sentido a la vida, comprobó que su energía mantenía una continuidad mucho mas placentera tratando de convertirse en  un viejo adolescente, lo cual ridiculizaba aun mas su sentencia social.

Igual lucho, igual siguió haciéndose el imbécil ingenuo ante todo, no era parte de su estrategia, pero era la construcción que le habían atado a su alma.

Se persignaba antes de entrar a su trabajo solo para que el día lo trate algo mejor, igual la obsecuencia es un fantasma que deambula sutil y lo maligno se convierte en un teatro para dejar en una posición alta a la persona que lo profesa, tal era el caso de ese benévolo ser  quien había poseído desde su  gesto engañoso las riendas de su vida.

Empezó a sentir ante su soledad cierto afecto a los objetos materiales, lo cual lo dejo en zozobra y deudas inútiles, con el tiempo la vida se le iba de las manos, ya  se le había borrado permanentemente su sonrisa, empezó a dejarse, a vivir en los baldíos de su inmovilidad, desvalorizo su espíritu y así murió estando vivo por un tiempo.

El reemplazo fue eminente, y en su muerte mental, empezó a delirar irremediablemente

Sin poder más quiso deshacerse de su materia y termino un día su vida por no poder desterrar lo oscuro que lo rodeaba.

Mi gesto no era lo que hubiera querido para tal muchacho, pero ante la tristeza, la gente se convierte en sombra y yo me incorpore al mismo sentido de la gente para  dejarlo en su ruina, era mejor allí dejar que su soledad, su tristeza sigan acrecentándose.

Yo pague esa pena durante un tiempo largo, hasta llegar a él, en su ultimo instante, hasta confesarle mi dolor  mi caricia y mi ternura  ante su fallecimiento,  allí pude confesarle ajeno a todos, sin que nadie me viera mi aprobación a su amor incondicional, y la cruz que llevaba a cuestas.

Hay personas que no mantienen un contacto estrecho con la sensibilidad, y se muestran injustificadas ante el dolor, personas que su misma insensibilidad los lleva a lugares donde el ocio les juega una emboscada.

Aquella persona que mantenía esa alquimia era una de esas.

Animas simplemente que quedaran en el fulgor de las estratosferas, que pululan una y otra vez sobre si mismas.

 

 

La oreja del viento en la mitad del mundo

 

Mientras estabamos en casa Gabriela me contó una historia estremecedora, me hablo nuevamente de ese sitio donde permanentemente la energía consumaba toda la vitalidad que nos engendraba, aquel vinculo en cuestión, se trataba de una parte de Perú donde existía la mitad del mundo, centro donde la gravedad convocaba una inmensa oreja de viento que  traslucía a aquellos Espíritus que por alguna razón habían perdido su huella.

Ella aludió a ello debido a su experiencia propia, y en un momento de asombro inclino su mirada narrándome aquella mágica historia.

  • El mundo se abre amigo, hay limitaciones trascendentales que generan que el centro directo sea el punto exacto donde se encuentra el mensaje en forma de pergamino de este paso por el mundo esta allí, intacto, allí donde Dios lego a escondidas de quien quisieron ser solo parte de tierra, la exactitud definida, allí llega un viento que no es un viento común, es un viento que recorre la verdades ocultas que la religión ha tapado.
  • Yo tuve la oportunidad de llegar a esa meta, y allí encontré mis ilusiones terrestres llorando desconsoladamente, ilusiones que no fueron mas que esclavitud atada en mi cuerpo, el espacio no es solo un lugar donde se engendran otros lugares, la verdaderas nociones del espacio son centrifugas ráfagas por salir  de esa prisión de huesos, los innatas manías humanas nos traban toda le ceremonia que lleva la liturgia mágica de esa transmisión.
  • No hay una forma de presentir el tiempo que no sea por medio de nuestro movimiento, en esa parte donde se centra la mitad de este mundo todas las cosas declinan sobre la gravedad de la fuerza de ese viento que recorre cada una de nuestros enigmas, es difícil encontrarse en ese punto si una preparación adecuada, pero sin embargo hay en esa tierra un fulgor que logra trasmitir esa preparación y sale de los tallos, de las raíces, ese lugar especial no deja de ser la consagración de ese Dios que dejo en ultima instancia su conocimiento extremo, allí donde esta el contenido del alma, el secreto de la muerte que día a día nos vigila.

No debes creer que tu vanidad genera subestimación, la vanidad no es propia de ti, adquiere otra dimensión que esta ajena a todo y que nos hace presentir que todo lo que hacemos los hacemos por un bien que creemos lógico, y que es la lógica sino un sentimiento que hace valorar las conductas humanos, nosotros estamos mas allá de ello.

Debemos interrogar con la debida cautela ese ultimo secreto que nos confío Dios.

Con esto creo que ya hemos llegado al final de nuestra misión, queda en ti ahora ir por esas cuatro sogas, y en aquel sacrificio veras tu muerte que te dará con claridad los resultados que durante toda tu vida buscaste.

Debes primero vencer el miedo hacia ella para que te haga volver.

Me hizo un guiño con esos ojos almendrados y simplemente me dijo: Manos a la Obra.

Comencé esta misión tratando de recuperar la exactitud de los consejos de Gabriela, mi alma se forzó de otras cosas, tuve que hacerle un templo a mi casa y extender mi oración al principio de ese todo, de esa inmensidad que me esperaba, no fue fácil, tan atado a este mundo.

Atado en extremos a mi debilidad por mi querida gente, amigos, gente de trabajo, tuve que sacarme de la cabeza aquellas cosas, aquellos mundos que unían mi conciencia en la ternura hacia todos esos estimados seres, pero sabia que iba a volver a predicarles mi amor, y eso adquiría una carga emocional que me motivaba.

Empece a regalar toda mi ropa, ausente del espacio físico y solo con lo mínimo indispensable, me fui despidiendo de alguna manera del mundo, apenado en instantes por aquella lógica de haber pertenecido a mi  gente, incluso gente que me odio de la peor manera, esa manera de hacer sentir inservible mi condición humana, en aquellos pense y les desee lo mejor, solo pedí por ellos para que aquella maldad publica vaya desapareciendo y puedan llegar a ese punto de luz, la idea que se habían formado de mi , pedí en mi oración que nunca mas lo hagan con nadie.

Independientemente de mi vida personal, ellos colapsaban  mi amargura para desarrollar más sus malos hábitos, aprendí sin embargo que ellos no vivían mi vida y así aunque mi soledad era muy fuerte también logre entender que mi vida no tenia nada en común con las ideas generadas por ellos.

Pero la mayor alegría de ellos era justamente su invención.

Advirtiendo mis ultimas acciones, pude dilatar la idea de a poco de mundo que mantenía en mi, me costo demasiado, pero de a poco lo fui logrando, Gabriela, y todos sus aliados eran los únicos que me observaban, el mundo estaba desinteresado en mi, la locura forjaba ideas en los demás, y yo totalmente ajeno a ello fui superando los primeros miedos, el miedo a la supuesta locura que ellos exclamaban.

Las sogas, pense en la ardua tarea, la difícil misión de llegar hacia el águila, que era la ultima posibilidad para acercarme a mi muerte, y verla de otra manera.

Primero encontrar el capitulo aquel que había dejado Dios asediado por esos hombres que vencidos en miedo no dejaron que quedaran en las paginas sagradas de su exilio la verdad.

Supuse que mi vida estaba terminando, que ya a esta altura no tenia correspondencias concretas con el corazón que el mundo se había convertido en un ajuar de estridencias maléficas, que todo estaba de a poco empezando a reaccionar apocalípticamente.

Ya veía de otra manera los tiempos, la juventud no era tan dorada como lo fue en mis primaveras, las nociones de los malos hábitos había instalado en esta otra juventud un caos frenético, desunión, inmoralidad, patética visión que aproximaba su garganta en una saliva instintiva.

Cuantas madres corriendo debajo del sortilegio, locas esposadas en sus miedos, esperando hijos prendidos fuego por los delirios de un mundo dado vuelta.

Cuanto tiempo sin embargo escondido de todo con este rostro sin excusas que jamás me favoreció, pero al menos fui consciente de eso, hable un día con  las deformidades de mi piel, y ella me injurio, claro que aprendí que la vida no era un paseo, ya que mi condición inestable de fealdad, me originaba ese caos.

Aprendí que debía vivir en la oscuridad todo el tiempo.

Le conté aquello a Gabriela acerca de esos sucesos y ella desconcertada un poco me dijo:

  • Amigo cuanto de equivoco tuviste en tu vida, que la vida te haya dictado tanto mal, no es asunto de prevalecer encerrado por esos espejos que el diablo te concebía, La vida no era eso, la belleza no es la superutilidad , ni la vida algo que haga brillar su osadía, cuantos de aquellos que se consideran arrogantes, han caminado por tu calle ..¿y que han logrado si no han tenido su karma proyectado a ninguna luz? . Uno a veces piensa demasiado, el pensamiento es un punto irreversible y a la vez equivoco. Yo he conocido hasta hombres elefantes que me han dado mucha más ternura que siluetas actorales las cuales solo fueron libretos sin alma.

 

Medite sin que Gabriela se diera cuenta (era lo que yo suponía al menos), ella podría leerme el Espíritu.

Sabía demasiado de mí, se precipitaba con tal conciencia ante la diversidad de mis preguntas, que notaba una mujer que estaba pegada a mi alma, como soplada por un viento.

Siempre sentí que mi soledad se debía a sentirme fuera de todo, excluido, como un enfermo al cual la vida le había negado el derecho a ser pertenecido.

Pensé por unos instantes en los sueños, en aquellos días de pesadillas cotidianas, en los cuales encolerizado me levantaba de la cama.

Cuidar a un niño, besar la espalda de una mujer, no tener tiempo para poder concebir mi sensibilidad a la esperanza, ni a entender mi culpa sin acceder al suicidio, como lo venía pensando.

Le conté a Gabriela mis temores, mis infortunios, mis miedos, las veces que trate de poder  vencer tanta locura, los tiempo que en esta planeta se habían vuelto locos para mi cerebro, la importancia de estar al revés de todo, mirando la vida en ese hormiguero humano que nos rodea, ver en los diarios la alevosía de un loco que mato a un muchacho para robarle las zapatillas, las leyes todas deformadas, que actuaban solo para hacer inocencia en el crimen.

Yo no entendía como se había dado vuelta así.

Ella casi con una sonrisa como solía hacerlo me miraba, hurgaba en mis recuerdos como si conociera con exactitud mis vivencias.

Me miró fijamente y me dijo:

  • El mundo ha actuado en ti porque tu sensibilidad le ha permitido todo, hasta tus miedos, tus miedos en realidad han sido el factor más claro para que el origen de tu esencia se haya oscurecido, la realidad era no haber transparentado tu voluntad de ver un mundo de otra manera, de haberte echo cómplice de la tristeza, los diversos recursos en los que apela la conciencia se centran en la política, he visto muchos seres que han creído que la espiritualidad se sostiene en materia buscando a Dios para que nunca les deje de dar, nunca, esos seres no han tenido ni la menor conciencia de la entrega hacia Dios y han buscado en otro personaje siniestro que en su grado de posesión terrenal van a la condena perpetua.
  • La condena perpetua, no es una prisión navegada por almas, ni muchos menos un incendio del infierno, la condena de la que hablo es una lagrima invisible disolviendo espacios donde está la verdadera comunión y allí los seres que han triunfado en su logro. Esa lagrima queda allí suspendida sin regreso a nada, ese es el precio.
  • Por otro lado los amigos en realidad no existen, la amistad nunca te va a dar una contención necesaria, la amistad esta para otras cosas mucho más festivas que para tu angustia, tu tristeza es tuya de nadie más, tu puedes estar roto de alma, y quizás algunos sientan tu resignación como un acto determinante que ya no tiene ninguna valorización arraigada a ellos. Los consuelos suelen ser prácticas de gente que maneja las obsesiones.
  • Por ello deben sentir la gratitud, que te da el amor, su extrema concurrencia hacia tu delimitada pesadilla, pero no debes de ninguna manera besar la tierra, allí hay tallos demasiados amargos para contigo, que no te conducirán a nada más que sentir muchos más temores, para llevarte a la esclavitud de ese miedo temporal.
  • Nunca debes bajar los brazos hacia ese suicidio que tanto te atrae, debes dejar en claro que conociendo los secretos de esto que los humanos llaman muerte está muy lejos de un final, como la mente quiere encuadrar por no conocer aquellos capítulos faltantes que han sido escondidos en esa parte que te hable.

 

 

Los problemas elementales del cuerpo

 

Siento deseos de ser, placeres que nacen en mi como nudos que me dominan, siempre sentí el amor en su plena sexualidad y en su rotundo vuelo de cuerpos que viajan en mi  por toda la extensión del universo.

Me vienen viejos recuerdos, recuerdo que quizás mi vejez quiere dejar de pasar, pero es imposible, amoríos tremendos, insolaciones de ensueños, amadas que han jactado mi esencia, este cuerpo, este corazón, estos sentidos no hacen más que desplomarse sobre el dolor, porque a fin de cuentas, me pregunto si existe una posibilidad para persuadir la sensación, si acaso fuera que el sentimiento no es producto del cuerpo, sobre aquello hable con Gabriela.

Ella siempre atenta a mis preguntas y desconcertada por proceder de un mundo invisible para los seres que no han sido elegidos me dijo

 

-Tú mantienes la esencia en este caparazón que está revestido de piel, y la piel no es nada

Amigo, emprender la marcha hacia mi mundo no tiene cuerpo, porque el cuerpo, la piel no son nada, debes comprender al fin que hemos nacido bajo una autoridad de un pecado, por lo tanto el sentimiento que vos hablas cuando estés de mi lado, veras que no pertenece para nada a la materia, debes estar preparado para saberlo, el cuerpo sufre , ama , tiene desamor, envejece, se nos va un día, entonces que es el cuerpo sino una excursión por este mundo, no creas que se aman los cuerpos, cuando te réferis a tu vuelo, es interesante tu criterio, el único vuelo posible está en el ánima de cada ser.

Por eso que cuando no somos correspondidos, el pensamiento se activa, el pensamiento puede concebir el amor????…- Tu lo crees…..

No amigo hay niños que no quieren salir porque palpitan eso, porque en realidad tienen una clarividencia enorme, aunque sean niños, el niño no sufre, empieza a reconocer el cuerpo y empieza el sufrimiento.

Hay en el cuerpo y el alma un terrible suplicio….un apego que Dios en concepción de castigo no ha legado,

Y en medio de esta bataola desequilibrada, hay locos que afirman que el cuerpo es la prisión del alma, nos mantiene como prisioneros.

Pero para que comprendas mejor cuando llegues a ese punto donde el águila te encontrara y encuentres la salida del mundo veras que todo esto es una paraje nomas, un paraje que tiene su batería y cuando esta se gasta se termina lo humano y nace la otra vida, a ver yo me represento en ti como una mujer, porque mi condición me ha dado ese sexo, me represento simplemente para iniciarte, no hay cuerpo en mí, aunque tú lo veas, no soy lo que ves…

La esencia no está en tu Gabriela, tu amiga, tu consejera, la esencia yo la nutro de piel como un abracadabra simplemente, por ello es que nadie me ve, y tu sentido o poder sensitivo te hace verme porque yo te elegí, cuando me toco mi última agonía sentía que las cosas se me iban, veía ancestros que me llamaban a cada rato en mi cuarto, pero antes de eso pude comprender en mi viaje ese don que fue haber rescatado el secreto perdido de la Biblia.

Ahora bien siento que estamos a punto de apoderarnos de la precepción, he hablado con Dios y sé que no te queda mucho por seguir en este rincón de tierra , debes ser valiente, no debes pensar en tu final, debes dejarlo.

Por eso quiero que dentro de siete días empieces tu misión, sin temor porque yo y mis aliados te guiaremos.

 

Guiado así iras por ese sendero, otra propiedad del puente, donde pasaras sin cuerpo, ya tu cuerpo no será más nada, en realidad lo que nunca fue, una nada.

Allí reunirás el acierto de tu libertad, allí desembocaras en el misterio que todo el mundo sueña con tener, pero no olvides nunca que no es cuestión de todos este sacrificio y que en base a ello sabrás aceptar tu muerte.

Luego me hablo de un hombre que había perdido la memoria de su cuerpo, un pobre hombre, un hombre nacido en un hogar humilde al que la vida lo sacudía fuerte, su delicada ambigüedad, su enorme capacidad creativa estaba fuera del mundo, no necesito tanto conocimientos para llegar a otras esferas, su tiempo se debatía en una incapacidad constante un último romántico, casi un poeta barroco de aquellos que no quedan.

Sin embargo sus metas fueron siempre fructíferas, se empapaba en una vieja biblioteca de barrio en donde vivía el Don maravilloso de la lectura de grandes autores.

Todo empezó en sus salidas nocturnas, entre su bohemia distorsionada por los tiempos, no sentía ánimo, pero si fuerzas, le llamaba la atención los personajes que habitaban este mundo llevados por las cosas superficiales, la ambiciones, el poder, la muerte de tanta cultura para poder encajar en el mundo.

Cuantas veces pasando por medio de esos personajes le murmuraban. Allí viene el estúpido, el que esta fuera del tiempo.

La vida en su humildad nunca cambiaria, su cuna era la inocencia prematura de verlo todo con cierta belleza, que otros no veían.

Cierta le sucedió algo extraño, frente a una fiesta importante de un amigo de la infancia, casamiento, opto por comprarse un traje en una feria americana.

Y como la vida le dio el punto exacto en su estética que ni siquiera un dobladillo tuvo que hacerle, le quedaba perfecto.

La ropa usada por cierto toma esencias, toma fragancias y hasta toma espíritu, él ya había notado cierto temblor en su cuerpo cuando se probó aquel traje.

Llego el día de aquella fiesta y en luego de su baño diario se puso aquel traje con una camisa de seda bien acorde a las circunstancias.

Le empezó a doler la cabeza, sintió que había perdido el conocimiento de su cuerpo, se empezó a desconocer, se dio una importancia que nunca había tenido y marcho sin rumbo, sin memoria posible para llegar al lugar.

Nunca llego, dicen las profecías que desapareció en su camino hacia ningún lado.

Se impregno seguramente de un traje de alguien importante y tomo su personalidad,

Pero como en el fondo de su corazón no podía remediar su pena….nunca más se supo de él, su fiesta quedo inconclusa.

Y apareció el traje en el mar y de él no se supo más nada.

Quizás perdió su cuerpo y aquel traje lo llevo al conocimiento guiado por su antecesor que le sonreía desde su otra parte.

Hay cosas que son difíciles de comprender en tu mundo actual, falta poco para que una realidad te atraviese los sentidos, acá los que quedan sentirán tu presencia por un tiempo.

El camino es seguir los pasos que ya hemos establecido.

Luego pasaras a un plano en que podrás tener una riqueza cósmica capaz de prevenir, los desafíos que libramos mientras vivimos entre la vida y la muerte.

Yo sé que la mente se ensaña con la tierra, tiene esas manías.

Te contare una historia para que entiendas mejor las posibilidades de la sabiduría en una vida plena y controlada.

Yo tenía una amigo que no pudo regresar y sin embargo sé que está en un lugar sagrado, un amigo que era puro corazón, que quería al menos constituir desde su ferviente luz, un aporte o al menos un soplo de humanidad, que buscaba en todos los segundos una independencia basada en una superación masivamente intelectual, su controversia en este mundo pudo más que él , cansado de ver cierta desesperanza, cierto desamor, cierta falta de humanidad, ciertos valores perdidos, acepto no pertenecer a esta casta de seres que solo buscaban en su ego personal la causa de una importancia estúpida.

Veía en ellos un irremediable dilema  en el cual sin arrogancia no existía vida, muchas veces una arrogancia cruel, lo trataban como un marciano perdido en años utópicos.

Un idiota que solo pensaba con el corazón.

Lo cual era su mayor tesoro que nunca descubrieron aquellos seres, más apegados a la naturaleza propia de la insolencia clandestina.

Mi amigo ya adentrado en años y con esa derrota mísera que solo tienen quienes profundizan se mente al sol.

Invadido por el salvajismo de un mundo que se le puso en contra, no quiso seguir, su angustia era muy fuerte, su corazón muy grande para vivir sosteniendo un cuerpo que no le servía.

Indudablemente no pudo contra un mundo de misiles humanos que estaban en desacuerdo con él, tuvo un infarto en su desdicha y murió solo y sin familia solo a mi lado en un triste hospital de su barrio.

Aquel amigo vive en mi muerte más de lo que vivía en mi vida.

Y te aseguro que su luz proyecta siempre en el espacio una irradiación que me convoca, queme participa en su capullo.

Las armonías de la vida son fecundas, hay pocos que nacen de esa manera, y los demás nacen aceptándolo todo, no se trata de una transformación sino de un apego a las políticas humanas que se empañan con la injustica, como en algunos mementos hablamos.

Un cuerpo en que limita la vida, es decir, el frio, el calor, incluso hasta los pensamientos tienen consigo un apego que hacen que el cuerpo se mentalice.

Hay mensajes que están ocultos en ese ombligo que abre las señales de la vida, y adoptan ese cuerpo como algo ambiguo, es difícil que podamos en vida entender esto, solo cuando llegamos a nuestra partida, cuando se corta el hilo del cuerpo ante eso que llamamos alma, se percibe que allí todas las cosas son diferentes a lo que vivimos acá, allí no hay lenguaje posible, nos comunicamos de otra manera, allí no hay nada que altere nuestra sensibilidad, porque no hay sensibilidad. O mejor dicho hay una sensibilidad que se agazapa de luz.

He conocido gente que va a tomar mate con los difuntos, gente que por algún momento piensan que siguen estando en presencia física, gente que se sienta en un bar donde han concurrido con esos seres queridos y hablan solos, creyendo que allí están…anteponiendo su locura en lugar de redistribuirla y no los culpo no lo hacen porque no saben, el problema que causa el cuerpo es que se llena de bolsillos de sentimiento como un canguro, adopta solo una forma sin ver otra cosa.

Mi lenguaje ante vos Carlos tiene que tomar forma, la forma que me dio el pasado, por eso te hablo claramente, no es mi lenguaje verdadero y eterno ese.

Quien sabrá de ti, cuando digas adiós, cuando entres en combate con esos seres que quieren arrinconar tu muerte, alguien acaso te recordara???…quizás tu familia y eso será por un tiempo, es necesario que le hagas entender al mundo que la partida no es un final.

Lo cual será en estos últimos días de tu vida una experiencia nula, porque la gente tiene que ver las cosas para creerlas y con los ojos no se ve lo que te afirmo.

 

De mi Diario

Ya ni siquiera escribir para plantear situaciones de extrema angustia y mucho menos en el la numerología que reina en las labores, donde a uno le masacran el optimismo y lo anulan permanentemente en la nobleza.

¿Que implantar acaso? , simplemente la ceguera de vivir en un vacío que día a día se identifica en mayor proporción.

Y hasta adonde se llega cuando uno incluso es acompañado por la mala salud, por esos nervios que no lo abandonan un minuto, en un ámbito donde se pone de acuerdo la mala voluntad, los malos tratos psicológicos para perpetuar insaciablemente el abandono de si mismo como un acto crucial que también va de la mano contra una vida que ya no puede salir de esa prisión, que personalmente va presagiando su final porque se escaparon sus esperanzas, porque además de todo la familia que uno elige constituir se cae constantemente.

Y el temor, el miedo benévolo siempre soplando en medio del caos, como un viento que

se enrolla en los tejidos mentales persecutorios.

Vivir de negro para exclamar inutilidad, para despojar abrojos de alfileres en forma continua, para aceptarse dentro de las condiciones marginales que lo condenan.

Empezar a asumir la vejez dentro de parálisis mentales que con tanto placer van amputándole los pocos logros que uno pudo conseguir.

Todas estas cosas me levantan en un calvario de brazos que se perfilan en una ruina, en un incesante dolor que quema la angustia aplazando la vida.

Dirán que he sido poco fortalecido, que a mi ser le ha quedado signos de invalidez, que ya no hace falta tener dientes para manifestar al menos por un segundo algo de alegría y por eso no me preocupo.

Querer ser y no poder en medio de un complot donde todo se desvirtúa, donde la única condición de lastima hace que uno siga después de casi un vida allí adentro atormentado.

No culpo la generosidad de algunos que me dieron valor para seguir, ni maldigo la humillación gratuita de quienes no me han podido ver.

Solo siento que de a poco me han vaciado la voluntad.

y ESE VACIO es lo que hace que mis fuerzas se decaigan constantemente y no tenga al menos un oído que me entienda, quizás se termino mi ciclo, quizás muchos me vean como un idiota burlado.

Pero dejen de declarar mentiras cuando no las hay, no vengan a la casa mortuorias con el solo propósito de saber si mis seres queridos mueren de verdad.

38699513

Segunda carta a MI YO

Querido Yo:

                    Ha pasado mucho tiempo en los cuales he olvidado los espejos y por lo tanto no encontrarte en mi vida tan apasionadamente como lo hacía antes me entristecio muchisimo.

Tengo mucho que contarte han pasado muchas circunstancias que me han inundado la espera, el tiempo se fue corriendo de contramano como un camino loco de ebriedades y yo lo seguí como quien burla su palpito , como quien gana una victoria disfrazada prematuramente.

Sabes hace tiempo que escapo de tu rostro, hace tiempo que escondo mis deseos en un sótano profano, en un pedazo de mi tibio rincón donde amaba la vida, hace tiempo que me encuentro añejo de niñez, despoblado de gaviotas, casi ciego y sin remedio.

Encerrado, asediado de escusas para explicarle al mundo mi malformación.

Hoy vi que me llamabas a primera hora, cuando todos dormían, a la hora de entrecasa cuando las paredes se impregnan de fantasmas, en la primera mirada con un escenario de llovizna, la calle estaba allí, los perros empapados de luciérnagas , mi beso camuflado en los centavos del corazón estacionando mi bicicleta en esa calle derrumbada de gestos, de providencias, vos te dormías a mi lado donde todo era de la nada, donde las muñecas escupían mi bolsillo y pintaban mi cerebro de besos paralíticos.

De que venerada esperanza hablo yo?

De que corazón?

Hoy que te miro me sorprende la inocencia

Hoy que te miro, todo lo ajeno me revoluciona, se me cae en sortijas el remordimiento, mi boca besa un anciano que sueña. , mis pesadillas vuelven a instalarse en sarcófagos, en espeluznantes sacrilegios de brillo sin luz, en cuadras perdidas por noche en la linterna del viento.

Porque no abrazarte aún así, dependiendo de tus manos, de tus bocetos el entrañable sentir  de una música que le prendió fuego a las flores, que paso por manos de un incierto horizonte donde volaba mi rencor tan bajo.

Hoy que te veo Yo querido , vengo a buscar en tu rostro , ese manojo de timidez, esa mueca perdida, esos momentos anhelados, ese cálculo infinito de métodos al amor donde confundí la vida, decidme amigo, porque hui, porque me perdí en comarcas , porque deje mis zapatos en el insomnio de un seis de enero.

Si volviese a nacer ahora sabría cómo tratarte, como empalidecer las yemas de tu desolado misterio, como presentir en tu cábala nocturna las manos del silencio.

Hoy ya no haría falta pasar de nuevo por la oscuridad, hacerme amigo de la muerte en la vida, para acribillar huesos por encontrar alma.

Hoy ya lo sabría todo, todo sería permitido.

Querido Yo, vuelvo por un instante a mí mismo, a este sol que sale sin permiso de mi vida, a este lucero centrifugado de escalones violentos, de promesas de porcelana vestidas de fiesta, de emigraciones de espectros que pasan alrededor de las sabanas, que trepan en la orilla de mi sillón, y se montan a los espacios apagados, mirándome como gatos, como madejas oníricas de una piel que arruga las ventanas.

Si pudiera convencerte de una vez y anclar tu secreto en mi destino, si tuviera la certeza de ver que mi beso se empastillo  con perfumes agrios, que mi vista ya no distingue los colectivos y me tomo subtes los fines de semana, si pudiera vencer la libertad de tu condición, el nihilismo fino que guardan tus uñas negras, el dolor enterrado en un cajón de papeles que nunca sabrán de luz.

Si ya no mentirían más los niños y la hamaca regularizaría la contribución de los psicólogos.

Si pudiera volver a la vida ahora, te distinguirá enseguida y quizás hasta pudiera dejarte abandonado dentro del amor.

El alma de los huesos (Al maestro Luis Buñuel, por tanto)

Por qué será
que siempre pierdo los anteojos
y ando a ciegas
por patios sin geranios
y me choco con todos los fantasmas
de mi futuro?

Jorge Luis Estrella

En casa todas las cosas tienen movimiento, desde la enceradora de piso, hasta el termómetro de pie, en realidad lo compre de pie por el simple motivo que la cama se levanta temprano y anda de acá para allá por todos los rincones.
Seria necesario no hacerse tan amigo de esas cosas, pero es irresistible, ya que la acción de las mismas nos hace participe de su amistad.
A veces hablo con la rejilla de piso y me comenta que suele ahogarse en las alcantarillas, otras veces le hablo al cenicero y me susurra entre su ardor que vive quemándose siempre.
Por lo general lo que más me gusta por las noches es hablar con el frezzer que también cumple funciones biológicas que son comparables solo con algunas mujeres que conocí.
Las cosas inanimadas se suelen detener en el abstracto limite del tiempo, pero el reloj eléctrico jamas desvanece su motivo, aunque a veces ante un enojo (sobre todo en verano cuando cambia su horario) me quema algún enchufe.
Suelen hablarme casi emotivos algunos, por ejemplo el ventilador de techo me comento el otro día que se enamoro del viento y trabo sus combinaciones girando constantemente los días de melancolía.
En cambio la estufa vive un clima mucho más fértil en la ambición de querer quemar el amor para ver como la ceniza se amontona sobre el sitio donde las persianas envejecen.
La mesa tiene una pierna ortopédica, y cada vez que apoyo los brazos sobre ella, me silba un tango y en su agónico dolor me comenta que pronto haga algo, me prohibió que la suplante y me dio la dirección de un doctor amigo de Pinocho que convierte en salvación todas las locuras del mundo.
Yo sin embargo sigo las cosas, y cuando mi lapicera se siente herida por la ingratitud enseguida llamo a su medico que es un papel en blanco, o por ahí la dejo unos días para que las musas pongan en ella su amor en remojo.
No es necesario ser tan real, la fantasía no existe, las cosas son así sin vueltas, los sueños son realidades disueltas por el pensamiento que difieren entre sí, que se ahogan como limitando deseos.
Siempre he querido alcanzar la escalera para andar por los suburbios abrazándola y contándole mis ganas de subir al cielo.(¿Sera que el sacrificio hereda querellas?
Estoy tan contento que el televisor se quemo porque ahora puse titeres atrás de la pantalla que me hacen ver la niñez muy nitidamente.
Pero lo más trágico de todo es que las cajas de fósforos me buscan, y de pronto al hacer el amor le prenden fuego al cajón de la cocina.
La única razón que tengo para ser feliz es que si esas cosas no me dieran señales mi vida seria una locura continua.

OLVIDÓ PERDERSE

 

Olvidó perderse y se encontró boqueando en plena calle

desnudo con un trébol florecido en el ojal de la esperanza

y la bandera de un club de fútbol flamenado a contramano.

Lo llevaron a la comisaría que está a dos cuadras del silencio

y allí le levantaron un sumario y un restario y un abecedario

y le pusieron un sello de goma en la frente cerca del cuerno izquierdo.

Más tarde lo soltaron en una celda grande como el Atlántico

y le prometieron ir a visitarlo cuando no hubiera pobreza

y los unicornios pastaran tranquilos lejos de la basura.

Se sonó la nariz por hacer algo y se quedó dormido

mientras gritaban los árboles frente a la tormenta

y Caperucita se comía un lobo asado a la parrilla.

Cuando le dio ganas de orinar soñó con un papagayo,

un loro parlachín, dos teros mudos, tres torcazas

y alivió su vejiga que albergaba un océano de espasmos y de angustias.

Después,

al darse cuenta de que su odisea se estaba convirtiendo en una ilíada,

comenzó a recordar cómo era perderse entre almohadas y madreselvas,

entre besos y lunas y alegrías, entre clavos de olor y mariposas,

se sacudió la cárcel grande que llevaba a cuestas

y se topó con el futuro que andaba mordisqueando hinojo tierno

en el borde occidental de la barranca.

Estatuas

Arte-Paris-Surrealismo-DOMINGUEZ

Huir de la sombra, como estar sumergido en la profundidad de la oscuridad, viendo en los ojos siempre las mismas motivaciones, los mismo gestos, el mismo vacío formando imágenes difusas.
Así la vida inclinada, sobre el camafeo de los sueños, allí volviendo todo un viaje sin vuelta, una vida cegada de indignación.
Ella se mojaba la ruina con los pétalos mediaticos, con la sonrisa suspendida por las escaleras de la piel, ella asomada a su tríptico espejo de estados, miraba el hombre que se acostaba sobre la indignación y no le salía nada.
Salvo esconder el sexo en los cajones de la prosperidad, salvo mojar el mercurio para digerir humedad, para morir la conciencia, para dejar de lado el camino de la voluntad, no tener la virtud de decidir corazón, de unir la esencia con la belleza, ella no podía, su piel arañada, sus ojos odiosos, su pelo descuidado, su alma desprotegida, su sexo sin sexo, sus manos sin manos, su piel sin piel, su emoción sin emoción….Como poder????

El se alejo consternado, no imagino llegar a tanto.

Ella hoy vive acostada en los pasillos de una locura desacertada.

El ya no vive y sin embargo no esta muerto.

 

« Older entries