La momia descorazonada

Tropezaste sobre la nube indigna,

Sobre el paisaje subrayado de esperma.

Sobre tu propio orín herrumbrado de latas,

Sobre los marcos de las puertas invisibles,

Has tumbado el eco de los miserables

Mientras abrías las puertas de las palabras usadas,

Has amado la creencia del calor en la piel,

El Dios acribillado por un beso sin hueso,

Tu mirada siguió como entonces

Protegida por la ventisca del silencio

Ardiendo en los túneles donde te dejo la sombra

Cobijando las sensaciones lejos, tan lejos…..

De este mundo que aún no te nació

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: