El rostro del viento

Como afuera, solo que adentro las balas murmuran

Entre los huéspedes, los corazones perdidos en la niebla

El escaparate que se vistió de novio el día que secuestraron el amor

Tantas cosas a la vista que los ojos se crispan de ansiedad

Y la vida, pasajera de tiempo que termina, bajo los rieles,

Bajo las hélices de pájaros que siguen los aviones.

Se motiva, se pinta sola de colores que nunca existieron

Para buscar dentro de sí la ceniza perdida en las manos

 

Los verdaderos iluminados buscan la sonrisa triste

Los humildes se arrogan de sarcasmo

Y miran la vida desde un estadio de futbol

Mientras en la vereda duerme un corazón

Abandonado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: