Ese a veces

A veces las precisiones de la noche fomentan un nexo que traspasa el misterio, los murciélagos precipitan la luz que se apaga mientras el silencio duerme a la intemperie, los pájaros le conceden al amor su letargo sublime, y la tempestad se subleva.

A veces se caen las uvas, se amortajan los orígenes del sueño, se estimula el detalle de las miradas en gente que no necesita lecciones de vuelo.

Pero a veces también desde mi locura andan como dos locos mis ojos vaciando la inexorable marcha del tiempo, andan ebrios de entrega, y tu piel es un pasaje poblado de sensaciones que no comprenden la vida.

Y en ese a veces es cuando la palpitación queda muda, exhausta bordeando los labios que se distraen en banalidades , y así es como la llovizna del ocaso perturba los extremos de mi conciencia , conciencia loca, conciencia que ametralla controles remotos, palabras, emociones que no se tendrían que programar.

A veces suelo morir cuando las cosas se suceden así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: