El espejo perfecto

 

20060227095022-espejo 

 

 

Le compró un espejo a un ciego oculista

Que los fabricaba a medida soñada,

Con devoción sublime

Lució su atuendo delicado,

Examino su alegría despertando el suplicio

Y de pronto navego sin límites por el cristal soñado

 

Estaba tan sola que vio el silencio

Reflejado sin tiempo en su propio limite

Se hundió primitiva en la inquietud maligna

Y Alicia le reía desde el otro lado.

Anuncios

2 comentarios

  1. patricia corrales said,

    agosto 31, 2009 a 8:42 pm

    perdon he estado medio fugada pero no dejo de visitar tu blog que es un placer, saludos a todos

  2. Jorge Luis Estrella said,

    septiembre 1, 2009 a 4:14 pm

    Otro excelente poema, Osvaldo. Al menos, tu poesía me despierta, me saca de la rutina diaria y me pone en órbita de un universo que hace más feliz mi vida. Gracias por eso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: