Manos

 

ManoFlor

 

Se derraman como lava volcánica

en la corteza de tu espalda

Las yemas marcan el camino

dejando sus grietas en cada sendero

Ellas te acarician

 

Irrespetuosos y condenados dedos

Sin contemplaciones, hurgan tus labios húmedos

se impresionan en la geografía de tu pecho

afirmándose sobre pequeños y redondos senos

que osan pinchar como una fi el señal de placer y estremecimiento

 

El instinto las orienta hacia el deseo,

tímidamente avanzan en busca del calor

que ofrece irreverente la entrepierna

es allí que se funden en la humedad de la gloria

 

Cómplices de cada acción,

se trenzan en tus cabellos despeinados

intentando, torpemente, devolverlos a su estado natural

 

Las manos, mis manos, tus manos

Anuncios

2 comentarios

  1. osvaldonorberto said,

    junio 7, 2009 a 2:19 pm

    Bienvenido Luis, es un gusto tenerte en este espacio, y con tan sentido poema, que atrapa incesantemente por su enorme paisaje que proyecta amor y lo desparrama a todos los angulos del poema.

    Abrazos Poeta y un gusto de aquellos

    Os.

  2. luis said,

    junio 17, 2009 a 3:33 am

    Gracias por la bienvenida y tu comentario del poema, es un placer para mi que más gente pueda conocerme a través de ésta excelente página.
    un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: