En coma

coma

 

 

Los ojos cerrados navegan entre ruinas.

Un estampido de cuervos despierta la única semilla

rastro de un tiempo delicioso de primaveras.

Su cuello, sus hombros y su frente resisten.

¡No busca piedad!

Olvida los sueños de ojos abiertos

y sin esfuerzo su boca se despide

en grises aleteos.

La libertad es tan incomprensible ahora.

No tiene remedio el silencio,

algo susurra su pulso:

no sé qué dice.

Anuncios

3 comentarios

  1. osvaldonorberto said,

    abril 15, 2009 a 3:57 pm

    Un poema que me hizo entrar en esos terrenos , en esos estados, querida Patricia, realmente un poema muy bien estructurado y con un mensaje sublime.

    Mi agradecimineto por estar en esta colina de letras , mis cariños y admiraciones.

    Os.

  2. Jorge Luis Estrella said,

    abril 15, 2009 a 5:43 pm

    Hermoso poema, Patricia, con su misterio a cuestas, ideal para este espacio. Un beso grande.

    Jorge Luis Estrella

  3. Elisabet Cincotta said,

    abril 20, 2009 a 3:26 am

    Patricia, este poema tiene belleza con tres últimos versos de fuerte sentido.

    abrazos
    Elisabet


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: