Ciertas maneras de permitir amor

amorciego

 

Oyo decir que la distancia

Era un pozo arremangando esfera

Se fue de si

Compro pájaros en la niebla

Propuso sanatorios sin sabanas

Instalo en los alrededores de su casa

Un laúd de hojas muertas

 

Amo una mujer sonámbula

Que lo besaba entre sueño y sueño

Remató bajo la lluvia un desierto de sed

Distribuyo sus bienes al deseo

Creyó que el mundo gestaba un atrio

Y beso raíces a su muerte

 

Hoy anda un ciego escarbando

La levedad de un gentilhombre

 

 

 

Anuncios

4 comentarios

  1. Jorge Luis Estrella said,

    abril 11, 2009 a 1:00 am

    Los dos últimos versos me desconcertaron pero el poema me pareció de unas metáforas magníficas como nos tenés acostumbrados.
    Un abrazo grande.

    Jorge Luis Estrella

  2. osvaldonorberto said,

    abril 11, 2009 a 1:12 am

    El ciego siguio el ejemplo, Jorge, un mundo quizas que muchas veces no queremos ver…

    Gracias por tu paso , querido Poeta.

    Os.

  3. patricia corrales said,

    mayo 13, 2009 a 1:23 am

    entendi al poeta y luego senti el poema. Cuanto desierto en la multitud.
    Saludos
    Patricia Corrales

  4. osvaldonorberto said,

    mayo 13, 2009 a 7:25 pm

    Gracias por tu paso y tu entender Patricia, mi cariño siempre.

    Os.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: