LIMERH

9

En el aeropuerto me robaron la calma que traía en el equipaje

y pisé la selva de Limerh con los nervios salvajemente erguidos.

Me recibieron aves de rapiña y un lince con los ojos vendados.

Un tambor se esmeraba en darme una autóctona bienvenida.

Pero, ¿qué queda de nosotros cuando huímos tanto?

Tan sólo ojos para ver las ramas de los árboles encorvadas de frutos

y el pesebre donde Dios vuelve a ser Niño cada año.

Limerh estaba rubia y lujuriosa de criptógamas.

La primavera no le llegaba nunca y los pies de las cosas

sólo sabían de hongos y telarañas y pánicos.

Pero la confusión que aprendimos en nuestro entorno

nos persigue como un recuerdo indeleble que incomoda.

Una alfombra roja instalada cerca del muelle

me hizo pensar en ceremonias con reyes y pajes.

En mi ojo derecho algunos insectos jugaban a suicidarse,

en mi ojo izquierdo, una madre lloraba por su hijo vivo.

Cuando no hay flores es bueno olvidarse de todo

jugando a la piedad y a la mazorca.

Limerh, de noche, se pone en posición fetal

y desespera.

Anuncios

2 comentarios

  1. osvaldonorberto said,

    abril 4, 2009 a 1:49 pm

    Cuando no hay flores es bueno olvidarse de todo

    Un poema con un paisaje que solo vos podes Jorge, com um final rotundo, cada poema constituye una estructura que me liga a sueños.

    FELICITACIONES.

    Abrazos.

  2. Jorge Luis Estrella said,

    abril 5, 2009 a 4:39 am

    Es un gran poema, ja ja ja. Gracias, Osvaldo por la publicación y el comentario. Sos un sol. Abrazos.

    Jorge Luis Estrella


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: