A ROSA MARÍA SOBRÓN

gilbertgarcin

¿De qué le sirvió al destino

detener tu aliento

poniéndote a dormir entre las rosas?

¿De qué le sirvió,

si tus amigos no acaban de nombrarte

y tus poemas se leen más que nunca?

Aunque anduvimos los mismos senderos,

nunca me crucé con vos

pero hoy nuestros espíritus se abrazan

en el lugar del cosmos

donde los ángeles conversan con los pájaros.

¿De qué le sirvió al tiempo pasar

hasta herirte,

si tu herida reúne todo el amor del mundo

a tus pies

y los hace transitar

por una conjunción de lunas y de soles?

Vos entraste por la puerta,

por “la puerta infinita”

y hay un amanecer en tu mirada

que nos saluda

desde una foto.

Epopéyico “ejército de estrellas”

gira en el vértigo de un cielo

que seguirá siendo el cielo de tu poema

por los siglos de los siglos.

“He vuelto hacia los pájaros”,

“es tiempo de calandrias”,

estoy triste,

dejame “el consuelo de una lágrima.”

Anuncios

3 comentarios

  1. osvaldonorberto said,

    febrero 12, 2009 a 6:10 pm

    Un poema que transita el sentimiento a flor de piel, sentimiento plagado de transito de poesía, un hermoso homenaje a una gran poeta, Felicitaciones Jorge.

    Os.

  2. Jorge Luis Estrella said,

    febrero 12, 2009 a 10:10 pm

    Gracias, Osvaldo, por tu comentario y por este hermoso espacio que nos ofreces y gracias a esa poeta por haber existido. Cariños.

    Jorge Luis Estrella

  3. Patricia Corrales said,

    febrero 16, 2009 a 5:59 pm

    Excelente!!! un gusto leer este poema, saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: