George Trakl ya lo sabia

infierno

 

En el infierno todo es diferente

Susurran las hojas quemadas de los árboles

La casa de los muertos se olvida de las horas

El timbre de la puerta despide ráfagas de fuego

La colina esta colmada de cuerpos indecentes

 

 

La habilidad se consuela con un salmo sin memoria

Niños  salen de la hoguera devolviendo la esperanza

El amor habita el calor en manos arrugadas

Y yo me asomo desde una roca, amiga del sol,

A ver el triste cosquilleo de una muerte mal vivida.

 

 

 

Anuncios

8 comentarios

  1. Jorge Luis Estrella said,

    enero 19, 2009 a 9:12 pm

    Muy en consonancia con la ilustración bosquiana, tu poema es una excelente pintura del infierno rematada por esa frase que me encantó: “una muerte mal vivida”.
    Nos vemos.

    Jorge Luis Estrella

  2. patricia corrales said,

    enero 21, 2009 a 2:34 am

    sumo a la frase elegida por Jorge “La habilidad se consuela con un salmo sin memoria”, saludos a ambos

  3. osvaldonorberto said,

    enero 21, 2009 a 3:24 pm

    Gracias Jorge por tu paso y creo que acertadamente la ilustración del Bosco motiva aún mas la lectura, aclaro que estaba leyendo a Trakl y me salio este poema.

    Abrazos, amigo.

    Os.

  4. Juliana said,

    enero 23, 2009 a 3:46 pm

    wow! qué buen poema, cuán intensas las imágenes/letras que me llevaron a pasear, sí, a pasear por ese infierno… Coincido con José Luis, el final es bellísimo, contundente… Gran poema, Os. Un abrazo.

  5. osvaldonorberto said,

    febrero 12, 2009 a 6:22 pm

    Gracias Juli por pasar y por tu sentir,cariños y espero seguir viendote por estos lados.

    Os.

  6. María de la Fe said,

    mayo 6, 2009 a 3:38 pm

    Hola.
    Paso a decir que es un poema muy bueno, esta bien expresado.

  7. osvaldonorberto said,

    junio 15, 2009 a 2:24 pm

    Gracias Maria un cariño enorme…

    Os.

  8. ADATRUM said,

    octubre 15, 2009 a 3:16 pm

    BUENAS LETRAS DIRIGIDAS A AQUELLAS MENTES DESTINADAS A PASEAR POR LAS ROCAS INCANDECENTES DE LA EXISTENCIA, TAL VEZ, EN UNA MORGUE INTERNA, O QUIZÁ, EN LO MISTERIOSO DEL CUERPO ENFERMO DE NUESTROS DIAS.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: