Clandestinos

 

 adsense_surrealista1

La noche continúa insistiendo.

Vuelves a buscarme en la clandestinidad

de una esquina.

Separas mis piernas suavemente,

las separas con la furia del tiempo fugaz.

Poseída por tus labios que llevan el calor de lo prohibido

me abrazo a tu imagen etérea y misteriosa.

Nada quiero saber de ti más que de tu cuerpo

encima de mi destino.

 

La moneda tiene dos caras como la vida misma

Anuncios

2 comentarios

  1. osvaldonorberto said,

    enero 8, 2009 a 4:04 pm

    Nada quiero saber de ti más que de tu cuerpo

    encima de mi destino.

    Señalo esto, pero es inmenso todo tu poema , Patricia, un gusto tenerte.

    Os.

  2. Jorge Luis Estrella said,

    enero 12, 2009 a 4:30 pm

    Mucho erotismo y mucha belleza. Me encanta leer tus textos, Patricia.

    Jorge Luis Estrella


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: