EN UN BAR

 

dibujo

Estaba yo en un bar

cuando entró un santiagueño arrastrando

su complejo de Edipo.

Buscaba a la madre tierra

la que hacía más de un siglo

que acababa de mudarse

al potrero de la otra cuadra.

Pensé en mi madre

y me clavé un diente del peine

que estaba usando como tenedor

de libros.

Una rubia se me sentó al lado

y, mirándome con lujuria,

me dijo que se estaban cayendo

las bolsas del mundo.

No sabiendo yo a qué bolsas se refería,

recordé que a mí se me había caído

una bolsa de cemento arriba del dedo gordo.

Grité

como si me estuviese pasando en ese instante.

La rubia se sobresaltó y se convirtió en morocha

y, como a mí me gustan las morochas,

la invité a bailar

pero ella me dijo que era huérfana

y, en lugar de bailar,

lloramos.

En eso, y por mera casualidad,

llegó un pañuelo recién planchado

que nos fue muy útil.

Yo no tenía nada de sueño

y pedí otro vaso de sólido

porque no me gustan los líquidos

y me quedé mirando un cuadro

de situaciones bastante complicadas.

Aún los cuervos no graznaban en occidente

cuando entró un policía

y, luego de saludar a todos,

me llevó a mi casa.

Allí, mi mujer

me tomó las huellas dactilares,

me desnudó,

me encerró en una celda

y se llevó las llaves.

Anuncios

6 comentarios

  1. osvaldonorberto said,

    noviembre 19, 2008 a 8:48 pm

    Tus poemas crean un argumento de vida incesante, que no dejan de dejar tantos interrogantes, querido poeta, realmente se siente esa capacidad de asombro frente a cada uno de ellos.
    Dando rienda suelta a la imaginación que de por si invoca situaciones diarias.

    Felicitaciones.

    Osvaldo.

  2. kiram said,

    noviembre 20, 2008 a 10:42 am

    Me gusta, lo surrealista de los sueños hecho palabras y versos. Como siempre te felicito.

    Saludos!

  3. Jorge Luis Estrella said,

    noviembre 20, 2008 a 11:52 pm

    Amigos, agradezco las opiniones que son una verdadera recreación de los textos. Muchísimas gracias. Ahora, si mi mujer me deja, aunque sea desnudo, me voy a poner a leer con más detenimiento “Sinfonía de Letras”. Cariños.

    Jorge Luis Estrella

  4. Gus... said,

    noviembre 21, 2008 a 6:04 pm

    Osvaldo buen blog, buen poema este de Jorge.
    Pasaré seguido.
    Un abrazo gus.

  5. osvaldonorberto said,

    noviembre 22, 2008 a 11:55 am

    Emocionadisimo de tenerte querido Gustavo, y tenerlo a Jorge ya que son dos poetas que admiro muchisimo.

    Os.

  6. Juliana Rodríguez Poussif said,

    enero 12, 2009 a 12:24 pm

    …simplemente: marabrilloso!!!

    juliana


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: