Pedido

null
Ilustración :Danilo Biondi

Son espantapájaros los que hacen la ceremonia de ceniza,colgándose en los cables del viento, apretando las sabanas abandonadas,Ella se examina, ella se desiguala, ella se hace un nudo en el cordón de su piel,

se presume culpable y se quiebra, se arranca en jirones sus pelos,
se rasguña el pecho sangrando y susurra quimeras, estampas de otro tiempo, de otras voces.

Sus fantasmas se visten en la noche de sirvientes audibles.

Yo miro desde la tempestad la desigualdad de la esperanza,
la otra orilla del desliz, la duda de una arena como apariencia no concebida.

 

Quiebra en la semilla, la inmensidad del aliento,
ella no cesa, sus ojos se nutren de tormenta,
abre las puertas del olvido, y me pierdo entre las columnas de mi velada calma.
me duermo, me incorporo al sueño de serafines que nunca vendrán
a pintar mi casa.

Ella aqueja, en palabras no legibles, el sueño acuchillado por las encías del perdón,
el ventrílocuo fugaz que se atreve a montar los pliegues de la conciencia,
el monstruo que rompe los rieles de mi expedición a la ternura.
ella se espanta, se evade, se arrebata sobre el abismo de las flores,
sobre los esqueletos de pájaros que mueren sonámbulos en la noche.

Yo solo la miro, yo solo la miro, ya no hablo
ya el motor del silencio ha aceptado vivirla.

Anuncios

1 comentario

  1. agosto 29, 2008 a 6:51 pm

    Qué dolor, sinfoniadeletras, qué dolor… ¿Se puede seguir con silencio, aceptación…?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: