Algunos instantes entre el Amor y la Vida (Osvaldo N. Lázaro)

genesis-wind-wuthering2.jpg

No me mires así,
Hay gatos hambrientos
En le interludio del viento,
Hay una matinée de cuerpos dormidos
Que se enhebran en la lógica
De su piel ingrata

Hay una eterna bailarina reanudando
Danzas en la cicuta del deseo
Y un loco que se deslumbra
En la alborada de la negación

Hay nubes también
En el pie de mi llanto,
Hay cisnes que lloran
En el rincón más oscuro del miedo
Y hay una belleza que no se asir
Cuando la vida me condena
Precipitadamente.

Basta, no mires así
El sobresalto de mi arruga
Se declina tiernamente
Sobre un halo ensangrentado
Que tiembla en el minutero.

Dejad que se socorra el infinito
Mi eterno sendero pintado de sol
Y uvas rancias.

Ya es tiempo de romper la vida.
Deja de enlazar tu misterio
Sobre el secreto de mi beso
Que hasta ayer hablaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: