Ripio (Laura Yasan)

08d5dae3f28442d62837d7e489ecdfc81.jpg“Poesía de aquellas que nos tocan a fondo, nos llevan de su mano hasta todo su universo, Ripio es un mundo donde la poeta Laura Yasan nos eleva en su armonia en todo su universo a sus paramos solidos que nos invaden los precipicios de nuestra sensibilidad”

Un libro para tener, y para saborear las metaforas justas que llegan como flechazos a nuestra vida.

Osvaldo

Un poema del libro:

final continuado

es atroz necesitar consuelo
reponer cada noche ese cristal
lamer los bordes con la lengua partida
todo un océano de mañanas inútiles de palabras mojadas
hay una ceremonia una ruta de autismo
es atroz esa voracidad
el animal famélico que traga la caricia
y cava en el amor un pozo ciego
en el rencor un nido
y sus ojos de invierno se arrojan a cazar
besos que no le fueron destinados
sudor sin paga

este pasillo que atraviesa el deseo
su oscuridad es atroz su angostura su eco
es tan insuficiente si me nombra
mi cuerpo es otro tan fugaz
es atroz el consuelo cuando se desintegra
sus huesitos de polvo lloviendo suavemente
en la fosa del mundo

———————————

Poeta argentina nacida en Buenos Aires en 1960, coordinó talleres de escritura en cárceles, hogares de menores, asilos de ancianos, sindicatos, bibliotecas y en el ámbito privado. Su obra fue publicada en diferentes revistas literarias del país y del exterior, parcialmente traducida al inglés y publicada en la antología Poetry Ireland Review (Irlanda, 2002). Integra desde el 2000 el consejo de redacción de la revista literaria Los rollos del mal muerto. Diseñó y coordina actualmente el programa de trabajo Palabra Virtual, talleres de creación literaria a través de correo electrónico.
Publicó los libros de poemas:
* Doble de alma (Tierra Firme, 1995),
* Cambiar las armas (Botella al mar, 1997),
* Loba negra (La bohemia, 1999 y Educa, Costa Rica, 1999). Premio Único de Poesía Educa (Costa Rica, 1998). 3º Premio del Fondo Nacional de las Artes (Buenos Aires, 1998).
* Cotillón para desesperados (La Bohemia, 2001). Mención especial del jurado en el IV Premio Internacional de Poesía Ciudad de Medellín (Colombia, 2002). “por la fuerza y pasión dramática e impulso lírico de sus poemas”
* Tracción a sangre (La Bohemia, 2004)
* Ripio, (Nuevo Hacer, Buenos Aires, 2007).

— invitada de Literatura Viva el jueves 18 de agosto de 2005, junto a Marcelo Silva.
— nuevamente invitada el 17 de mayo de 2007 junto a Graciela Caprarulo
*
Es mucho lo que podría decirles sobre Laura Yasan, sobre su obra poética, sus premios, su trabajo como tallerista… Pero todo eso está en la solapa del libro que vamos presentar ahora Ripio, (editado por Nuevo Hacer, este año, con el apoyo del Fondo de Cultura BA, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires).
Lo que no dice esa contratapa es que Laura Yasan ya fue invitada de Literatura Viva y que esto sucedió el jueves 18 de agosto de 2005, cuando la poeta leyó junto a Marcelo Silva, quizás alguno de ustedes recuerden esa noche y esa lectura de otro de sus libros: “Tracción a sangre”. En fin, entonces Laura ya estaba escribiendo este Ripio, del que no quiso adelantarnos nada. Así que tuve que esperar más de un año para encontrar algunos de sus poemas en “Tríada poesía”, la hermosa revista virtual de Viviana Abnur. Entre esos poemas estaba “Hoy función hoy” que voy a leerles ahora y que ustedes pueden encontrar en la p. 37 del libro o leer más arriba
Este poema me llegó tanto que no reprimí el impuso de escribir a su autora un e-mail elogioso (quiero aclarar que no es un gesto que yo haga siempre para ganar amigos entre la gente de letras), es algo infrecuente, por no decir rarísimo.
Después de haber leído todo el libro sigo destacando este poema, aunque hay muchos otros que me gustaría que leyese luego: Bobby Doggy, Reparto equitativo de la riqueza. Quizás porque juega con la palabra partir que parece que parte pero lo que hacen es partir la fe, quizás porque me conmueve la equilibrista caminando sobre un cable de fuego (¿quién no se conmovería ante su gesto tan arriesgado, tan en el límite, tan frágil, tan poderosa ella?).
Para quienes no lo sepan este libro fue presentado en sociedad hace muy poco, el 11 de abril. La presentación estuvo a cargo de Vicente Muleiro que, entre muchas otras cosas, afirmó que Ripio presentaba “La feroz conciencia de una imposibilidad”. Feroz conciencia de una imposibilidad.
No podremos creer esos viajes en trenes, esos circos, esos bailes. Los paisajes externos son un afuera para hablar de un adentro. En la poesía de Laura aparece siempre una primera persona que, los lectores sabemos, no puede ser otra cosa que ficticia, yo lírico, o como quieran llamarlo pero que aparece tan cercana al ser de carne y hueso del que se alimenta que hace difícil sostener la certeza de que estamos frente a una ficción (y toda obra literaria, incluso ésta, lo es).
Horacio Salas en la contratapa del libro recomienda a críticos y presentadores que no se dejen fascinar por lo inédito de las metáforas de Laura y que no fragmentemos el libro y hagamos que sus posibles lectores pierdan de vista su extraordinaria unidad, y (agrego) de la unidad de toda la poesía de la autora. Me parece muy difícil no caer en esa tentación. Los lectores encontrarán la unidad en su momento, así como no se les escaparán lo conceptual de esta poesía en la aparente facilidad de la composición, en el registro cotidiano del estilo.
Los estoy invitando a entrar a una poesía que invita a lamer los bordes con la lengua partida, a tenderse sobre astillas de vidrio, caminar por el tallo de fuego, por el filo, por la nervadura, donde los diminutivos se cargan de un tierno desprecio (cucharita, medallilla), y los gestos desmesurados en su pequeñez (no tierna, no ingenua, aunque obstinada) lítote que revela la inutilidad no de ellos mismos sino de todo gesto.
Feroz conciencia de una imposibilidad, dijo Muleiro. Imposibilidad de encontrar sentido, imposibilidad de llegar al otro, el amor no tiene nada que ver con esto, el consuelo es atroz cuando sus huesitos de polvo nos llueven suavemente, inutilidad de los andamios.
Irán por allí en compañía de una voz que es arena bajando por el cuello de un reloj, que estira su cuerpo de arena en el dolor del tiempo (esa hilera de elefantes que camina por una cornisa), una voz irónica, demorada en la red de un policial donde cae la noche y los forenses mienten. Allí se romperán las uñas arañando las puertas, soportarán la sangre adentro de la boca, se les ennegrecerán las muelas de masticar fatiga
La poesía de Laura es una poesía de denuncia. Denuncia la impureza de lo real. Advierte que nuestro mundo es pura ilusión. Dice: “En la edad de aceptar que esas estrellas/ brillando poderosas al final del paisaje/ son pura utilería” (p. 57)
Y en el último poema: “Lo real es dinámico y dejarse llevar en este baile/ no es un arte menor/ ¿o qué aprendimos?” (58) – Lidia Rocha

Extraido de la Pagina:
http://valknutr.blogspot.com/2007/05/laura-yasan.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: