Variaciones entre rostros desconocidos, cumpleaños y helados

Era el cumpleaños de mi primo

A varios de los conocidos le sugerí que le regalen  helados a mi primo en su cumpleaños, sin saber por qué extraña razón

Yo he guardado mucha distancia con él, pero siempre tuve presente su rostro.

Después de todo es mi primo.

Era llamativo pero en su cumpleaños  había familiares muertos que lloraban y yo me sorprendía al ver el rostro de mi primo que no era él

No era ni su rostro ni su edad, incluso con su cabello teñido cuando en realidad era calvo

Le sorprendió tantos potes de helados.

Cosas raras que pasan en los sueños y uno no logra comprender.

Pero de algo estoy seguro no era mi primo aunque intentaba serlo el día de su cumpleaños al menos.

Los tiempos fríos o el baile continuo

Recogí mis últimas prendas, mi cabeza pendía de la sombra, ya tenía que alejar la idea de que alguien era parte de mí, ¿existiría acaso un curso para el abandono?, no lo creo.

Necesariamente tendría que agazaparme con los anhelos perdidos, los pasos que la vida dejo arremangados en el engaño.

No era mucho lo que tendría que llevarme, se aproximaba la hora el flete esperando, yo sufriendo los desganos, maneras de no recordar más nada, ¿cómo haría? Aquello me carcomía.

 

Estaba amaneciendo, pasaban los primero transeúntes de la jornada a sus labores, mi vida alejada de todo, con la capacidad perceptiva de no pensar, y los sentidos tirados al azar, llovía en Buenos aires, alguien me lo hizo recordar, un tango como algo flexible en los alrededores, y yo sintiendo la angustia en el lugar donde  la ausencia se traga la sangre, bordeando el desconcierto, la incapacidad, el corazón de todos los árboles. la huella inicial , el paso no dado, perdido como siempre en los engranajes de un cuento continuo.

 

El pensamiento deshabitado de bases, la exclusión de la raíz del instinto, la vida entera posando su parámetro de muerto iniciado, mi rostro curtido a palos por la desesperanza, un grito allí abajo donde los fantasmas me miran de a ratos, desconociéndome…girando alrededor de una luz débil que se extingue, mi vida propiedad de Dios, suburbio donde baja un puente hipnotizado de pasión,  y más acá la vereda, los robos, mi garganta tragando aire en el hambre de una fiebre.

 

Y vos allí, desconcertado, bailando cumbias por la vereda, sin manos ya donde archivar la sutileza del orden, perdido en envoltorios de cartulina, poseído por la inconciencia, pensando en no prender el calefón, durante tres meses, sucio de tiempo, sin entender un carajo, librado al azar ..

 

Y yo jugando a un Jesús que siempre perdona, consumado de libertades, yendo y viniendo por los laberintos de la soledad, como un ingrato ser que trata de atar sus latidos al miedo, ese inevitable miedo, esa marcha que aún no marcho, o bien no puede marchar, esa bronca literalmente confinada en toda su capacidad, ese tendón herido por las espinas de esa misma bronca, como decirles….como explicarles lo que se siente, como poder psicoanalizar la angustia….como decirles!!!!!

 

No es de hoy mi vida que no tenga tiempo de mirarme las manos, las huellas dilatadas en la lluvia, mis consejos ciegos.

 

Total vos allí, persuadiendo mi última gota de lagrima que inauguro las paredes que se fueron cayendo, mi pobre corazón huérfano, todo el alrededor de uno en otra parte, y  siempre inaugurando otra lluvia , mas espesa que la cae en Buenos Aires, una lluvia que destiñe..

 

Que pelotudo este Osvaldo, como es que no puede poner fin a ese desorden de locos, que pasa en su cerebro que le traba todo???…Como es posible, que se estanque???? Como es posible que no reacciones???.

 

Y me voy a dar cuerda al reloj para atrás, y miro como cabíamos todo en un abrazo, y como la vida se desenvolvía con naturalidad, y ahora esto, encontrarse en un cerrojo mordido por la desgracia, desgracia…que palabra esa ,mala suerte, destino , silencio, pesadilla, parte de mí que se seca en gajos de piel, en rezos de noches desobedientes, en vos que no pensas en nada, más que los extremos malignos.

Recuerdos Palomar,  colectivo 53 , aprovechando el timbre de otro persona te bajaste con 15 años, el primer golpe , salimos con tu mama corriendo, sin saber dónde buscarte, primer escape, primeras angustias.

Y t encontramos en la barrera, parado allí, quería ir a bailar?…como siempre…

 

Como seguir así el tiempo, y vos en tu ahora coleccionando fisuras, dándome la espalda todo el tiempo, como es que no reaccionas???,,,,

 

Hoy sale….

 

Mañana sale,

 

Todos los días sale algo

 

Igual cuesta entender, será tarde no habrá tiempo para nada, dos atados de cigarrillos  por día, mi tos de niño quejándose por la noche, mi mujer que sin proteínas, vive pensando que todos las invaden, los pensamientos que resbalan en las hendijas de tu vida, si yo pensé en lo mínimo, una familia, una sonrisa tirada a besos desde un carrusel,  que se yo pensé que el tiempo no iba a llegar a tanto.

 

Pero vos allí, haciendo cola en los suburbios de los vicios, con alcohol, drogas y gente careta que era la única que te construía un país, tratándole de hacer creer a todo que eras un personaje, sin hablar del provecho, Sin pensar las noches que tu viejo y tu vieja, ventana de por medio no dormían por no saber dónde andabas.

 

Alcoholizado vendiendo celular día tras día.

 

La hinchazón de tu nariz, la droga esa puta droga, ¿porque agarraste por eso lados, porque?

 

Porque te detuvo el tiempo, en bares, en la marginalidad, acaso será el descuido de una madre sentada en un sillón y sin escobas.

 

La vida pasa, el tiempo se va, lo único que queda es la construcción de la naturaleza, vos de eso ni te enteraste. `Preferiste salir a bailar vestido de mono y así es como te formaste, de colegio en colegio, con una maestra que quería abandonar la docencia cuando tuvo el gusto de conocerte en séptimo grado.

 

Su hijo tiene problemas de conducta, y yo extrañado, como un idiota, mirando para otro lado.

 

Te acordas cuando te llevamos a internar por Ituzaingo y te querías comer la bombita que colgaba del baño con un cable y de nuevo a casa.

 

Y ahora que, ahora estas dormido porque ayer te quedaste por Internet queriendo sobornar al mundo, y yo acá proponiéndole a la nada un rumbo que perdió su mapa.

 

El único fin de terminar con algo es sentir a Dios, es decirle a los instintos que se disuelvan.

 

Dejar en el su precioso tesoro de sabiduría, pedirle por vos, por mi exmujer, por  todos….y yo, partir con el dolor inmenso que se siente ante el engaño.

Fantasma de sueño

No tenía pelo

Ni cuerpo

Ni sombra

Ni huesos

Ni nada

No estaba

Acá

Estaba allá

EL IMPENSANTE

No pensaba en nada. Solo hacia cosas sin el pensamiento, nunca tuvo atribuciones de mentalizarse en el pensamiento.

O quizás nació sin él.

Así como la sinrazón se adueñó de sus estados, sus actitudes eran extrañas. Llego a la estación y quería ver el tren de cerca, tan de cerca que se paró en medio de la vía.

No pensó que no se detenía.

Y para colmo la muerte no piensa tampoco.

El tiempo a Destiempo

 

A los treinta y cinco años salió de la  panza de su madre,

Vivió varios años encerrado en ese cordón      

Que nunca  soltaba, su padre que era simplemente un manipulador

Muy exitoso,

Incluso titiritero en un circo de la zona

Rogaba que siguiera allí en esa placenta, aún más años

Pero nació a los treinta y cinco,

Con una madre de catorce y ese padre de dieciséis.

Habría que ponerle límites antes que se haga anciano.

 

Ellos sin embargo salían a bailar

Emborrachando la vida

Los días de lluvia, dejando a aquel niño avejentado

Leyendo libros en su habitación.

 

No hay nada que hacer:

De padres jóvenes nacen niños ancianos

Que  desconocen el capricho de ellos.

El rostro del viento

Como afuera, solo que adentro las balas murmuran

Entre los huéspedes, los corazones perdidos en la niebla

El escaparate que se vistió de novio el día que secuestraron el amor

Tantas cosas a la vista que los ojos se crispan de ansiedad

Y la vida, pasajera de tiempo que termina, bajo los rieles,

Bajo las hélices de pájaros que siguen los aviones.

Se motiva, se pinta sola de colores que nunca existieron

Para buscar dentro de sí la ceniza perdida en las manos

 

Los verdaderos iluminados buscan la sonrisa triste

Los humildes se arrogan de sarcasmo

Y miran la vida desde un estadio de futbol

Mientras en la vereda duerme un corazón

Abandonado

Cuando lo malo es bueno

Ayer era todo diferente

Vivíamos

En los sueños

En la belleza

Humilde

Del mundo

Hoy la vida

Trajo

Otras cosas

Los seres han dado vuelta todo

Y yo no doy más

En esta realidad

Donde la crueldad

Es el acto definitivo

Y la injusticia

El máximo placer

Del diablo

La mesa vacia

Hay hilos de sangre que escupen nuestro socorro

Estamos hecho para creernos que después de los abuelos, los tíos, sigue la familia,

Sin embargo no hay más familia, hay teléfonos con contestadores.

Y algunas veces sin ellos donde ellos mismo  nos dicen:-que queres-

Y nosotros no queremos nada, solo necesitamos un gesto de rescate

De los que nos quedan, la idiotez de pensar que aún recordamos la infancia

Mientras ellos siguen de largo dinamitando esa sangre,

La cuestión es aprender a no contar más con ellos.

 

Fueron parte de una infancia que ya paso

Entendamos eso por favor.

Sin titulo

Bajo los sombreros

Los vestidos, los botones, la mueca

El transparente luto de los fantasmas

Que nos miran

La vejez arrogada en velas

Bajo todo el transitado espacio

De la música, donde recordamos

La estupidez de nuestra ausencia

Justo ahora

Que la sordera se llena de frio

Que los confites de la infancia

Son solamente sueños dolidos

Que la vida fluye

Y vivimos sin saber

El sentido

Pero recordamos

Nuestra pasión, nuestra llama

El amor en los cuentos viejos

La intemperie de la pregunta

 

La vida es una prueba simétrica de varios monos que lloran su indebido calvario,

La naturaleza una prueba por conquistar en los hombres que la riegan de maldad.

El origen del tiempo un reloj desarticulado reconociendo espacios en la noche

Mi sonrisa nomas un paisaje rotundo de lágrimas en conflicto

Que van robando los sentidos

Mi payaso un débil ser que se acuesta en los fracasos de la sombra

Un oculista fabricando túneles en los bosquejos terribles de una poesía

Estancada en una hoguera

Cuáles son las ideas para manifestar el silencio,

Para acunar el soplo de alas en la calvicie de los pájaros,

Cuales los métodos, la acertada manera de cultivar abrojos en precipicios,

Cuales los dilemas, las preguntas, el ruido de la piel que se cae,

El ritual de los ciegos que se cuelgan en las persianas

Los inquilinos del miedo que descansan en los recuerdos

Entre una cuna y un ataúd el tiempo navega su albedrio

« Older entries