Sobre la poesía y los inadaptados a ella

No he sentido del todo la providencia, la genuina consolación entre el sueño y la vigilia, el inquieto regazo donde todo los postrero queda en manos del destino.

Y mi vida no ha sido más que un evidente suicidio, donde las preguntas eran al hincapié necesario para tratar de entender un poco la misión humana que me ha tocado, de allí en mas donde otros manifestaban su simpatía maquillada, yo me consumía en motivos propios para que mi vida este alejada de aquello, allí he sido y así es necesitado ser, nunca he querido trucar mi YO en controversias , y siempre he tendido a sentirme solo como haciéndole un pacto al silencio, excluido en cada rincón de esta tierra como un culpable inocente de alma..

Y así como todas las cosas pierden valor, como cada punto de los hilos que he cortado han caducado y me han dejado extasiado de un vuelo poco común, un vuelo que los seres no han conseguido superar, así como he sentido la migraña incandescente de un pozo donde nunca más pude subir, así mi vida se fue lastimando las rodillas para que en los caminos encuentre el dolor más certero de todos.

No son los seres quien han incitado esa revolución desperezada de inútiles sabidurías inaceptables, sino el manejo de la cultura que se ha asfixiado de ceremonias inútiles, incluso alejadas de todo arte, para persistir en el bizarro contexto de lo que ha tocado.

Escribir poemas, siendo rechazado constantemente, sentir la vergüenza de manifestarlo no es mi mayor ambición a menos en este suelo, porque así como los locos son recibidos abofeteados en una sociedad de cuerdos anónimos, así como las derogaciones contienen una lógica irreversible tan inútil, nosotros no somos más que esqueletos vestidos con un cerebro que va más allá de cualquier norma.

Anuncios

Los amores nocivos

Ella me adora pone mis besos en una botella

Se limpia el sudor con mi abrazo

Y estimula mi sexo con sus piernas ortopédicas

 

Ella me adoro permanece quieta

Tiene pezones transparentes como las nubes

Y labios de elefanta

 

A la hora del amor permanece inmóvil

Me mira sin mirarme

Solo por suicidar mi sombra

Extraña vida

Desde un escritorio hacen de la vida indiferencia

Y yo que brindo con paralíticos en las calles

Y saco a pasear a mi perro rabioso por el balcón

Sus dientes

solo supieron morder

a humanos CON RABIA

 

 

Hermana de otra parte

Quisiera saber

Si soy el que soy

O es solo ceniza

De este incendio

Atrasando un reloj inexistente

 

Quizás un mar perdido

Buscando la cuerda de un ola rebelde

O un brazo rechazado

Por la caricia del mundo

 

Quisiera saber si esto es nacer

O cumplir una estrategia

Fantaseando un paisaje

 

La luz tiembla

Mirando oscuridad

Arrinconada la sombra

Se trasforma en cerrojo

 

Ya me adapto, ya me adapto

Y le doy un beso a mi hermana

Que nació de muerte

Después de mi

 

Sin conocerla la conozco

Por no saber aún donde estoy

Sé que ella besa mi sangre

Y un árbol sabe juntar mi raíz.

Arcadas de tiempo

Un loco administra el pasado

Ha despojado la naturaleza,

Y sobre sus pieles ha caído el amor

Tan pobre…que no se…

 

 

Habilidades

Presenciar el parto de la sangre

Donde sonríe la desigualdad

Del secreto que mantiene el amor

 

Donar el espejo a la estrella

Que circunda los otros yo

De mi yo

 

Enterrar la mascara

En los telones

Para vivirse

 

En el final proyectar

La sonrisa en la ventisca

Donde un pez ciego

Llora sin saberlo

Solo tu que sabes

Con que luz habrás encomendado

El misterio del cielo, oh amigo

Que estas entre la tarde y la noche,

Oculto en las resmas del silencio

En los ojos de la espuma sumarial,

En medio del caos interminable,

De esta sombra de cuervos

Que alteran la conciencia,

Con que delirio habrás abierto las puertas

Para que un martillo circule solo

En medio de las cábalas.

 

Tú que sabes el porqué,

La inexplicable condición eterna

Del destino, que has abierto los postigos

De las golondrinas que lloran en los jardines despoblados

Tu solo tú que has manejado la muerte

Para revivir su enigma que sopla y sopla

Sobre el viento de los fantasmas.

El juego de las diferencias

Le había nacido una botella

Y él esperaba un bebe,

Aun así entender de su transformación

Cuando todavía era humano

Pegaba fotos en la oficina

Ponía su rostro como salvapantalla

Para no ser menos que los demás

 

El tiempo siempre es ese gran rival del todo

Sobre todo de los sueños, de la normalidad mínima,

A los dieciséis años se convirtió en botella

Y él lo miraba cada vez más asustado de futuro,

Luego se convirtió en Clonazepan

Aunque dentro de una botella lo genero su locura

No pudo más que resignarse

Y despegar las fotos antiguas.

Las manos

 

Hay manos que saben darnos la bienvenida

Y otras que nos dicen adiós antes de tiempo

Manos que saben abrazar el silencio

Y otras que abrazan el grito para hacernos mal.

 

Manos  llenas de sangre que humean el cáliz

Que desbordan la meditación,

Y otras que se nos vienen a buscar

Antes de pedir ayuda en la oración …..

 

Hay más manos que nos ignoran

Que manos que  acarician nuestro tiempo

 

¿Por qué?

Religión de mal

El mundo se está acabando, las razones de los actos ha penetrado en los cuerpos y hay muchas razones para creer que el alma lo ha absorbido, de tal manera que la debilidad introduce en nuestra alquimia cerebral signos de mal, signos que durante mucho tiempo me han atormentado y que los conozco demasiado bien como para declararlos.

La humanidad ha perdido el rigor de la verdad ante Dios, ha lacerado su bilis en el centro de tanta imprudencia, no son solo los seres quienes han adoptado esa empatía vehemente sino que hay una secta que contribuye contra el desorden de las órdenes del supremo.

Y así por más delirante que suele parecer mi afirmación, han sido  ángeles quienes han comido hasta el carozo de esa manzana podrida, quienes han adoptado un extraño rictus de alfileres, ante la aparición poderosa de un Lucifer que está teniendo un poder absoluto en este mundo, quienes han pactado con la mediocridad, la avaricia, la envida, no hablo de envidia en lo que se refiere a cosas materiales, sino que hablo de envidia hacia el alma, esa misma alma que perdurara eternamente en su ráfaga de luz, aunque ellos se opongan.

La videncia de esas entidades demoniacas, nacen en el seno de personas que tienen el don de extraditar  maldad sobre esta tierra, Dios lo sabe muy bien.

Esas personas huérfanas de espíritu, porque todo espíritu es un ente que ha nacido en los racimos del orden divino, han desequilibrado su vida y se refugian en su orgasmo malicioso de ondas negativas para que la bondad de quienes poseen ese espíritu se sienta disminuida y caigan bajo su dominio, lo que no es mi caso, ya que me he pasado una vida combatiéndolas.

Personas que son capaces de matar la felicidad, empleado métodos eficaces, envenenamientos y otro tipo de torturas por medio de actas de nacimiento, pelos, ropa o lo que fuera para derrocar con todas sus fuerzas el sentimiento de la unión humana, para desquebrajar cada sortilegio con su enemistad absoluta.

Dichas fuerzas las he redescubierto una y otra vez, participan en rituales de cementerio, hacen su alquimia a la noche, durante esas horas en donde más a menudo las visita el Maldito.

La familia como toda entidad ha dispuesto para esos seres un extraño lugar de seducción para que sigan practicando esas tendencias de tanto excremento, y ese clan sanguíneo se ha expuesto a la invocación de sus pecados que nunca serán perdonados, luego de su eterna agonía donde Lucifer será ejecutado con sus mismas garras cuando la luz de esa misma eternidad lo elimine.

Lo extraño es que ellos siguen en su runa de maldiciones placenteras sin saber que serán quemados sin poder acercarse a esa armonía ancestral de la muerte.

Poco les importa con tal de desear el mal, con tal de desplegar sus habilidades de víboras reunidas en ferias, donde el encanto de los corazones débiles siguen sus enseñanzas maléficas.

Y así es que el mundo va adoptando nuevas fuerzas frente al nacimiento del anticristo.

A veces uno no sabe cómo plantear con exactitud estas cosas, que van más allá de la carne, de este cuerpo, que no es nada.

Y repito toda religión ha pactado con el mismo Diablo, Dios no existe sin el, y las personas que buscan solo poder en las bendiciones también buscan poder en el Diablo.

Y son la gran mayoría en esta política religiosa por llamarla así.

« Older entries