El Poeta

Consigo mismo pasa el poeta

El raro espécimen que fulgura misterio

Se la cae la letra sobre la sangre

Y se supone que necesita su castigo

 

Maldigo el verdor, la luna con astronautas sin aliento,

La plaza pública de los escribanos mutilados,

El pensamiento de la piel que lo atormenta,

La mitad del mundo que lo lleva de la mano

 

El plazo para acarrear el interés de las sotanas meadas

Por el fuego sagrado que canjea poder,

las polillas que se le posan en su cráneo,

el cenicero que espera por su muerte

 

¡Oh poeta que caes¡

Tan pronto a la estructura de un cuerpo

Indeseable para la gente común

¿qué haces allí escondiendo tu tinta

en las resacas de tu sangre?

 

Mundo anormal de sillas eléctricas

Para tu grito que calla

en la perrera del eco.

Penumbra de silencio

Voy a buscar un camino, es difícil, todo me pierde, la luz de una libélula se prende en mi piel y voy con ella, como una linterna de espacios sórdidos, las ninfas perduran en el ocaso de mis ojos, no soy más que arena cubierta de soplos de piel.

El mar está oscilando entre las ceremonia de mis alas, veo sirenas que se burlan de mí, en su incomparable belleza matinal, los cuerpos que se endurecen, los ripios en los estanques me llaman, beso barro en el cultivo de mi lagrima, donde las musas se esconden debajo de la tierra, soy erudito en lo necio, soy increíblemente tosco en los espacios del silencio donde adoro esa actitud de amor desierta.

Pero me permito desconcertar mi regreso, se cancela mi memoria , mi mirada se lubrica de asfalto, la noche comienza a asomarse, mi deseo se apaga paulatinamente, niego lo no negado, busco amigos en la sombra de los arboles donde hoy no queda nadie, soy infelizmente un terrestre lleno de sueños y relojes atrasados y me miro tocando el menguar, acunando los precipicios de las escaleras invisibles, te digo :hola amor, la vida es un acontecimiento extraordinario de sueños decadentes, cuando ya hay otra locura.

Me despierto como un loco que busca ideas que se perdieron, veo alrededor todo un muro , todo un aire aplastado por perros que ladran cuando pasan cucarachas por la cloacas del suicidio.

Soy hormiga en este mundo, una hormiga que camina acelerada esquivando gente por la vida, Dios lo sabe, y me protege el fantasma que llevo en mí, la luz que irradia quimera, el tiempo me besa los pies y sale corriendo en su juego de escondida.

Yo veo que todo lo necio procede en mi ritual, que toda mi vida ha absorbido el veneno de mi ternura, considerando la crueldad actual.

Mi cuarto está solo, yo despeino el silencio y elevo mi replica al sentimiento, nadie me entiende, los magos se están negando a todo, a aparecer con sus conejos en los telones de algún poema que viaja en un colectivo solo conmigo.

Termina mi día así en la torpeza sin comparación de haberme quedado sumergido en otra vida mas medida por mi espíritu.

Ese Amor

Figuras funden la luz

El alma se pierde

Obstáculo de valores

Donde el beso se congela de sol

 

Yo voy arremangando el frio

Por tus senos que hacen grietas

La luz se funde de ternura

Impensadamente

 

Amo tus segundos, tus minutos, tus horas, tus meses,

Tu eternidad hueso a hueso con mi cuerpo

Descargando en silencio

En la aurora donde los amantes

Simulan un recreo

 

Y floto por tus espacios

Como un lobo encadenado

En la cosquilla del deseo

donde voy y vengo todo el tiempo

en vos.

Comida para perros en mal estado

Cenando con su amante, un supuesto hombre se empezó a sentir descompuesto, se dirigió al baño en un estado de palidez extraña, allí noto que su estómago se hinchaba como un globo, su rostro empezó a transfigurarse notablemente.

Presintió un espacio diferente, aquel  restaurante ya no estaba y en la intemperie su hocico crecía, noto que extrañamente era todo un sueño, su perra estaba afuera de la cucha ahorcándose los instintos antes de terminar su luna de miel.

Mis ultimas novedades

Quiero ser feliz recojo escarpines mal tejidos

En los sueños que me duermen en enredaderas.

El cráneo de un gorrión se posa en mis ojos

Y atiende el cansancio de la melancolía

Las noches se hacen azules, tú presencia un parto de sombra,

El sol que se asoma me quema los labios

Me estremezco en heridas insumidas, en presencia

De otra vida, de otra incertidumbre que me ordena

Que cambie mi humor, que haga girar las vendas

que mate el miedo …….al fin….hoy

La momia descorazonada

Tropezaste sobre la nube indigna,

Sobre el paisaje subrayado de esperma.

Sobre tu propio orín herrumbrado de latas,

Sobre los marcos de las puertas invisibles,

Has tumbado el eco de los miserables

Mientras abrías las puertas de las palabras usadas,

Has amado la creencia del calor en la piel,

El Dios acribillado por un beso sin hueso,

Tu mirada siguió como entonces

Protegida por la ventisca del silencio

Ardiendo en los túneles donde te dejo la sombra

Cobijando las sensaciones lejos, tan lejos…..

De este mundo que aún no te nació

Videncias

Se vengó del verano tiro hielo en los paisajes

Su piel estaba blanca, incolora, casi al borde de tinieblas,

Su marido le pregunto si le pasaba algo

Y ella comenzó a parpadear tan seguidamente

Que se le perdieron los ojos

Retorno

Tanta vida hace que el dolor flotara sin órgano
en el aire
O era solo masa, gravedad plural
en la espalda
Atracción de una tierra, grito, llanto, carga sin voz
en la impotencia rebelde de un cuerpo
pequeño invisible
soberbio sensible
Insolente patinador libre…
en pistas de barro recurrente.

Golpes y Redundancias

 

Mi papá le pagaba a mi mama

Mi mamá le pagaba a mi papá

Mi hermano conmovido ante los hechos

Empezó a pegarle a ambos

 

Yo que había defendido el pacifismo

de aquellos años setenta

No pude desadaptarme ante  la situación

Y empecé a pegarle a mi papá

a mí mamá y a mi hermano

Ellos también me pegaban.

 

Un vecino al sentir tantos golpes

Nos tocó timbre y nos empezó a pegar a todos

Pero nosotros también le pagábamos

Y nos pegábamos nosotros a sí mismos

 

Alguien llamo a la policía

Sospechábamos de un viejo boxeador retirado

Que vivía en la esquina de casa

 

La policía entro a nuestro hogar y le pego

A mi mamá, a mi papá a mi hermano y a mí

 

Nosotros ente tanto hecatombe

No respetamos las leyes

Y le pegamos a la policía

 

Recuerdo que nos metieron en un

Calabozo y los presos nos pegaban

Recibiendo de nosotros nuestros castigos también

 

Lo extraño de todo aquello

Que en el pabellón cercano al nuestro

Nos reencontramos con nuestra familia

Después de tanto tiempo

Y de tantas peleas en los velorios.

 

Amor-Tajado

Los ojos se recuestan al lado de la tibieza

Por ti mi vida esta espejada

Se derriten las velas de mi ánima

¡Oh loca pasajera de viajes sin destino!

Cuan insoluble el pergamino de tu piel

Los labios desnudos y sin mascaras

Tan enrareciendo estos tiempos

 

Besar tu beso

En el almidón de tu latido

Donde se proyecta el fénix

Y la lluvia ya no es ingrata

 

Te amo en tu cuerpo que me pongo

Llevándolo al éxtasis de ese cielo

En la almohada melliza de alergias

Mojadas de amor

Donde nuestra enfermedad

Es el parto de tan continuado

viaje

« Older entries